domingo, 31 de julio de 2016

En casa de la marioneta


La carrera de hoy ha sido un prefecto truño, pero, en cambio, me lo he pasado pipa, fundamentalmente porque me encandila hacer de voyeur con los que señalan los costurones de los demás...

Rosberg ha salido mal y le han robado la cartera los Red Bull, pues su compañero simplemente ha salido sólo un poquito mejor. Los Mercedes AMG siguen teniendo su asignatura pendiente en las arrancadas y la situación se ha visto agravada a partir del Gran Premio de Bélgica del año pasado, cuando la FIA decidió que los pilotos se enfrentaran sin la ayuda de sus ingenieros a esta fase crucial de la prueba. 

sábado, 30 de julio de 2016

Starfall


Vivimos asfixiados bajo tantas toneladas de información que descartamos las pequeñas cosas por que sí, por no liarnos. ¿Fijarnos en los detalles? ¿Para qué?

Hockenheim. 15:00 horas de la tarde del sábado 30 de julio de 2016. Hoy. Un australiano ha metido su coche en tercera posición durante la calificación para el Gran Premio de Alemania, colocándolo a 363 milésimas de la pole conseguida por Nico Rosberg y a tan sólo 257 del tiempo obtenido por Lewis Hamilton...

viernes, 29 de julio de 2016

El putetxe II


Aquellos que tengan cierto contacto con el personaje emblemático de Mike Mignola, sabrán de sobra que Hellboy no es cualquier cosa. 

No es un superhéroe ni un antihéroe en sentido estricto, es un demonio cuya vocación destructora se tornó en aliento defensor de la raza humana gracias a la generosidad de un padre postizo, a la amistad de seres tan extraños como él y al amor de Liz. Echen cuentas, y razonen, si pueden, la cantidad de historias que pueden surgir de tanta contradicción...

jueves, 28 de julio de 2016

We'll meet again


Esta tarde, hace algo más de un rato, Ernesto y Andoni se han acercado a Gorliz para sacarme del zulo y que me diera el aire, y qué queréis que os diga que no sepáis: juntas a tres tipos con ganas de pasar el rato en la terracita del Light House, y no extraña para nada que entre charleta y café, hayan acordado por unanimidad que a partir de hoy mismo a Will Stevens se le debería rebautizar como Will Wilson para evitar equívocos...

Me han sabido a poco las dos horitas que hemos compartido los tres, hablando, ¿cómo no?, de viejas y nuevas aventuras sucedidas en esto que llamamos Fórmula 1 pero no sirve para ligar ni cuando reclamas en público que esto o aquello lo dijiste tú primero. ¿A quién cojones le importa quién lo dijo primero, quién puso en primer lugar la banderita, la primera piedra; si lo único que cuenta es tu último tuit, tu última entrada o que tu mejor comentario disponga de una buena banda sonora?

martes, 26 de julio de 2016

I'm sitting on top of the world


En cuanto vi a Lewis el sábado pasado, poniendo carita de ángel en la rueda de prensa posterior a la calificación, supe inmediatamente que de esta semana no pasaba eso de acumular un centenar de enemigos más. Como si tuviera pocos, que decía aquél...

A ver, tienes un amigo feo como un demonio y además le huele fatal el aliento, pero según el catecismo buenista, no puedes articular en la misma frase que le quieres con toda el alma a pesar de sus defectos, o que saldrías corriendo si te lo encontraras en un callejón mal iluminado, un suponer, no fuera a resultar el mismísimo dragón Smaug... 

lunes, 25 de julio de 2016

Ferrari puede... y debe


El aspecto cuñadil del asunto amenaza con amargarnos agosto, ya que sin carreras, incluso la teoría de cuerdas resulta una melodía tarareable durante ese mes...

No es por ser pesado, que también, supongo, pero llevo desde comienzos de julio —si no es algo más—, dando la tabarra con que ya se habían perfilado las canciones candidatas a ser nuestros bailables para este verano. Por suerte no se nos ha metido en la lista La Salchipapa‬, aunque a día de hoy no descarto que se acabe incorporando, pero puesto que he hablado recientemente de Rosberg, de Alonso y de McLaren, toca esta tarde romper una nueva lanza por La Scuderia.

¡Está lleno de estrellas!


El año que viene seguramente todo sea distinto. Todo es distinto cuando se lucha por la victoria. El buen rollo entre compañeros se quiebra, surgen aristas en las relaciones, aparecen las primeras víctimas y los inevitables culpables... Sin duda, el año próximo todo será distinto.

Pero estamos en 2016 y McLaren ha avanzado tanto que aquellas moñadas que surgieron alrededor del sexto puesto conseguido por Alonso en el Gran Premio de Rusia, han metido a sus promotores en un bonito atolladero porque evidentemente se podía soñar, tanto, al menos, como para seguir haciéndolo en mitad de verano.

domingo, 24 de julio de 2016

Aguantando el tipo


Si limpiamos de ruido la película de hoy, nos queda un Nico Rosberg que ha sabido aguantar el tipo a la espera de la siguiente oportunidad. Ha cedido el liderazgo en la tabla de pilotos a su compañero, en una arrancada infame que no le ha permitido abordar la curva número 1 en primera posición a pesar de salir desde la pole, pero ya sabemos todos, o deberíamos saberlo, que con los embrages de Brackley no se juega.

En sentido estricto, Hamilton tampoco ha salido bien por el mismo motivo. Los que sí lo han hecho han sido los dos cohetes de Milton Keynes, quienes no han sacado mayor provecho de una de las pocas debilidades de Mercedes AMG, precisamente porque el hijo de Keke ha conseguido revertir la complicada situación y se ha consolidado en la segunda posición a base de eso que les pedimos constantemente a los pilotos. El resto: Hungaroring en vivo y en directo...

sábado, 23 de julio de 2016

El diablo cojuelo


Si don Cleofás Leandro Pérez Zambullo levantara la cabeza, y fuese aficionado a la Fórmula 1, claro, doy por cierto que pediría consejo a su travieso compañero de aventuras por intentar comprender qué demontres sucede con nuestro deporte en España, que de puertas afuera no levanta cabeza porque es alonsismo puro y no ofrece cobijo a ningún otro piloto que no sea el asturiano, y de puertas adentro, mire Vuecencia por dónde, lleva tiempo cerrando filas alrededor de Hamilton viendo en cualquier oportunidad que presenta Rosberg, poco menos que un agravio que habría de suponerle su condena a pena de hoguera.

No contentos con aventurar que si pierde este Mundial el británico será más por injustas fatalidades que por falta de manos o arrojo, al vástago de Keke se le mira en estas tierras siempre de reojo, o aojado, que tanto viene a dar, cuando, al menos tan pillo como el de Tewin sorteando el reglamento o aún exprimiéndolo hasta sus últimas consecuencias, el teutón ofrece muestras de no tener ni un pelo de tonto.

jueves, 21 de julio de 2016

Los cuatreros


Mi hermano Julián debería haber cumplido hoy 65 años y comprenderéis que no me esté resultando nada fácil este 21 de julio. Me he levantado lleno de aristas que aún duran, y para colmo de males, me he desayunado con un tipo que se decía uruguayo, que afirmaba encontrarse sorprendido por la cantidad de odio que se vierte en España sobre Sebastian Vettel y Ferrari. 

Lo primero que he pensado al leerle ha sido que aunque fuese de Teruel o Apatamonasterio, a este gilipuertas no lo salva de ser un completo idiota ni la madre que lo parió, porque por suerte para este deporte, el vettelismo español está muy arraigado, y disfruta, además, de una envidiable fortaleza. Y en cuanto a la de Maranello, aseverar que aquí se odia a la rossa es proclamar a los cuatro vientos que no se tiene ni puñetera idea de Fórmula 1, que hasta en Gorliz se pueden ver los domingos alguna que otra camiseta con el escudo de Baracca, y no la mía, precisamente, puesto que es una M y ahora calzo con suerte una talla L y si viene un poquito holgada.

miércoles, 20 de julio de 2016

Algún día acertarán


Fernando sigue estando en el candelero aunque se arrastre por los circuitos, como afirman algunos.

Y es así porque por encima de sus títulos, a día de hoy, el asturiano es uno de los pocos héroes que le quedan a la Fórmula 1. Podemos negarlo una o mil veces, que no cambiará nada: Alonso es noticia siempre porque sin ayudas o a contracorriente, todos sabemos que es capaz de dar un zarpazo en el instante menos esperado —esto lo saben incluso los que le vapulean cuando parece estar en el suelo, y por supuesto, tambien los que aprovechan la más mínima brisa para vender una buena remontada...

martes, 19 de julio de 2016

Hiperventilados


Atravieso esa extraña edad en que a todo hombre le asalta un miedo irracional a abrir el cajón de la basura, porque sea el momento del día que sea, haya habido mucho o poco movimiento en casa, la bolsa de plástico está en ese puntito exacto y cabrón en que necesita ser cerrada sin más dilación para que la bajes al contenedor y la sustituyas por otro vacía, of course!

Recuerdo que hace años, en verano, naturalmente, había espacio y tiempo para charlar un rato largo sobre mecánica, aerodinámica y cosas varias de la Fórmula 1.

domingo, 17 de julio de 2016

¿Qué hay de lo mío...?


Hoy hace un año exacto que falleció Jules Bianchi, un héroe que es más de otros que mío, un crío que por edad y un montón de cosas más, todavía hoy me recuerda a mi chaval y sus ilusiones intactas que podrían verse truncadas si se cruza en su camino un hijoputa.

La tarde declina sobre Gorliz y no tenía pensado escribir, pero mira, he decidido sacar a pasear mi viejo Speed Six con ayuda del Photoshop. Un par de filtros sobre una instantánea atrapada al mediodía, y el atardecer dora entre naranjas apagados y ocres la fronda que bordea la carretera que me llevará hasta cabo Matxitxako antes de que se haga de noche.

viernes, 15 de julio de 2016

El temazo del verano


Avanzamos a buen ritmo hacia esa ratonera que atiende al nombre de Hungaroring, un lugar donde el sábado es crucial como en Mónaco, y las gomas... Bueno, quizás no tanto, que a lo mejor aguantan tres o cuatro grandes premios seguidos, como durante aquella mítica edición que ganó Mark Webber en 2010, cuando andaba por aquí la japonesa Bridgestone haciendo lo que la mandaban, como Pirelli ahora.

Ha llovido lo suyo desde entonces aunque sigue habiendo cosas que no cambian, como por ejemplo: el empeño en hacer una ciencia exacta de lo que es simple y llana especulación, y si me lo permitís, intentando ganar una partida en la que quien reparte cartas es el tahúr.

miércoles, 13 de julio de 2016

Ponerse las pilas


Ya empezó a caer algún chubasco el domingo pasado, pero el parte meteorológico prevé para esta misma noche, la entrada de una masa compacta de nubes provenientes de las islas británicas que comenzará a derramar en las próximas horas, torrentes de recomendaciones para que Maranello se sobrelleve a sí misma.

Todos los años la misma cantinela y por las mismas fechas. En cuanto la Fórmula 1 flaquea en lo de ofrecer contenidos o sus recursos muestran el más mínimo síntoma de agotamiento, surge La Scuderia en los medios para acotar el debate de los siguientes días o semanas, no sea que a alguien le dé por pensar por sí mismo y vislumbre que lo que le sucede a la italiana aqueja por igual a todos los equipos que no se llaman Mercedes AMG. Léase: impotencia.

martes, 12 de julio de 2016

La culpa es del alonsismo


A estas alturas de la película deberíamos haber interiorizado que el alonsismo es la madre de todas las batallas, pues no contento con arruinar nuestro futuro colectivo soñando imposibles —objetivo romántico y a la vez inalcanzable que se atribuye a Don Quijote en el musical Man of La Mancha (ahí, con dos cacahuetes, que cuando los anglosajones quieren pillar cacho no los para nadie)—, destruye aficiones, siembra de envidia el deporte, vacía Montmeló y fleta autobuses para abuchear a Sebastian en Spa-Francorchamps (2012), o a Lewis en Spielberg y a Nico en Silverstone de este mismo año...

Y el caso es que se aventuraba que nos íbamos a ir en cuanto el Nano perdiera brillo, pero no, aquí seguimos, aguantando lo que nos echen, siquiera para contribuir a desmantelar un tinglado que por otro lado se cae a trozos. Y no me refiero tanto al de la Fórmula 1 —que aguantará, ya lo veréis—, como al del servilismo que medra olvidando y mintiendo por no mirar la realidad de frente.

No son nenazas


Hace 2.556 entradas, que se dice pronto, ya me entretenía llevando la contraria a los que pensaban entonces, que los pilotos de Fórmula 1 son unos nenazas porque las carreras con lluvia se inician en régimen de Safety Car o se paralizan si caen más gotas que las imprescindibles.

Fruto de mi increíble capacidad para meterme en líos yendo contracorriente, surgió una breve exposición que se titulaba «Pon un dummy en tu vida», cuyo mayor logro estriba en que sigue estando vigente. ¡Manda huevos!

lunes, 11 de julio de 2016

La estrella de Max


El día que incorporemos los ingredientes política y negocio a la valoración deportiva de las carreras, nos habremos hecho adultos como afición. Hasta que ese momento llegue, tendremos que conformarnos con hablar de economía, trapicheos y coincidencias, con la boca pequeña, sin que se note demasiado, mientras que al término de las pruebas la abriremos bien amplia para que nos quepan los incontables héroes y hazañas con que disfrazamos nuestras miserias cuando nos miramos al espejo.

Somos demasiados los que asumimos que con el actual reglamento deportivo en la mano, muchas de las gestas que nutren las páginas más hermosas de nuestra historia como deporte ni siquiera existirían. Pero ni por esas.

La campaña


No hagáis caso de la foto de entrada, corresponde a Daytona. Tampoco me hagáis caso a mí, empecé a hablar mal de Pirelli cuando todavía andaba por aquí Bridgestone. Haceros cuenta.

A la japonesa la salvó que al irse del Circo, vino a decir que no la compensaba seguir para dilapidar su imagen de marca. Por desgracia, a Pirelli no la salva nadie, ni siquiera los que la defienden a capa y espada... Y de estos quería hablar esta mañana, de los abundantes cansagarris que recalcan en cuanto pueden, que es normal que un fabricante se tenga que acoplar a las exigencias de un suministrador; que es normal que un piloto se adapte a las ocurrencias del Chino Cudeiro en vez de dedicarse a conducir buscando sus límites y los de su vehículo; que nos recuerdan a la hora de avalar sus argumentos, que nuestro deporte siempre ha sido así y tal.

domingo, 10 de julio de 2016

Benny Hill sin complejos


El Gran Premio de Gran Bretaña ha estado bien hasta que alguien que admite que no aguanta a Sergio Pérez y no le gusta Raikkonen, me ha recomendado que deje de ver carreras durante una temporada porque bajo mi humilde opinión, a Josep Lluis Merlos y Joan Villadelprat sólo les ha faltado vestirse de cheerleaders en el set de Movistar F1 de lo mucho que han jaleado a Hamilton.

Vaya por delante mi enorme admiración por estos tipos que tienen los santos cojones de exponerse así ante el populacho, para que éste les llene de babas o les tire tomates según sea el cariz de sus comentarios. He defendido tantas veces a Antonio Lobato por cosas similares, que hoy he sonreído en más de una ocasión y he reído otras tantas, al comprobar durante la retransmisión de la carrera en Silverstone, que es mentira que se pueda amar la Fórmula 1 sin tener un corazoncito que palpita por éste o por aquél otro piloto.

viernes, 8 de julio de 2016

By Renault


En un circuito como el de Spielberg, catalogado por los entendidos como un trazado donde importan la potencia y la tracción, sorprendía comprobar al término de la carrera que mecánicas en teoría inferiores a Mercedes-Benz copaban 6 de los 10 primeros puestos (60%), y una de estas mecánicas no Mercedes es Renault bajo vitola TAG-Heuer —a ver si echo otro día el ratito hablando de Honda.

Ayer charlaba con un compañero al respecto de este tipo de distorsiones y ambos coincidíamos en que Renault ha mejorado mucho en su tercer año en el entorno híbrido, y también, en que mucho de su apreciable avance se debe a la colaboración con Red Bull, y no por lo que puede parecer a simple vista, sino porque el chasis de la austriaca para este año es una verdadera maravilla, ya que para enfriar el asunto, tenemos las dificultades que sufre el equipo galo oficial.

jueves, 7 de julio de 2016

Kimi no vale como rehén


Don Sergio Marchionne sigue empeñado en que Iceman baile como una cabra subida a una banqueta mientras él hace sonar la trompeta, y eso significa no entender ni el ferrarismo ni a Kimi.

También es verdad que don Sergio sólo entiende de sí mismo y que hay que ser muy business y muy cool, para decir no hace mucho que la Fórmula 1 no resultaba imprescindible para Ferrari y venir luego metiendo una presión descomunal al equipo, que lo único que ha conseguido hacer ha sido que todo lo que sucede con la rossa se perciba con tintes negros.

martes, 5 de julio de 2016

Disuasión es nombre de tango porteño


Mientras esperamos pacientemente a que Silverstone abra sus puertas, conocemos ya que Lewis Hamilton la lió parda en Bakú y que la prensa anglosajona está totalmente volcada en garantizar la igualdad de oportunidades en Brackley después de lo de Spielberg (¡a qué me sonará?), que la Fórmula 1 es un deporte de equipo en el que los patrones mandan y está bien que de vez en cuando saquen el látigo, pero si hay que hacer excepciones se hacen, sobre todo, si lo recomiendan los entendidos.

Si tenéis un rato, os recomiendo encarecidamente que lo invirtáis en tirar de hemeroteca. Iros al Gran Premio de Bélgica 2014 y días siguientes, por ejemplo, y contrastad lo que se dijo en UK y lo que se dice ahora ante dos situaciones que salvando las distancias, son bastante similares...

lunes, 4 de julio de 2016

El hijo de Anthony


Lewis y yo tenemos desmasiadas cosas en común como para negar que lo conozco casi como la palma de mi mano. Ambos llegamos a la Fórmula 1 el mismo año: 2007, él para sondear el calado de mi paciencia y yo para aprender a cogerle de los huevos.

Perdí aquella lejana guerra porque yo iba con vuelta perdida —a ver, empecé en agosto—, pero en 2016 me siento algo más que capacitado para devolvérsela.

Dune buggy


Definitivamente me quedo en abogado de causas pobres...

Es lunes 4 de julio, día de san Valentín de Berriochoa, festividad en que debería estar disfrutando como un jabato de los placeres que ofrece Gorliz a sus vecinos en día tan señalado, aunque el cuerpo me ha pedido sacar a pasear temprano la ropera y la vizcaína, porque como don Tancredo, el ferrarismo sigue encajando golpes por su mala actuación de ayer en el austriaco Red Bull Ring.

domingo, 3 de julio de 2016

Primer aviso


Hoy no tengo tiempo ni ganas para etiquetar otras cosas. Esta entrada va íntegra para Nico, el único hijo de un campeón del mundo que merece llevar los galones que distinguieron a su padre en Fórmula 1.

Los psicólogos acostumbran a limpiar sus impurezas sometiéndose a psiconalálisis, no sea que en un desliz, le encalomen un complejo de Edipo propio a un paciente que espera tumbado en el diván la ayuda de un profesional íntegro. Pero nuestra prensa y gurúes no atienden a esta mínima práctica de profilaxis y se desmelenan a las primeras de cambio, vendiendo al aficionado sus fobias y filias como si fuesen verdades universales. 

Pirelli para tontos


Pirelli hace un producto mediocre para F1 pero está en Fórmula 1...

Parece complicado de entender pero no lo es en absoluto. Os decía el otro día que Bernie nos ofrecía un montón de claves en el artículo que le brindaba Motorsport [Ecclestone sobre Mercedes: "Ganaron dos campeonatos y me jodieron"], y viene al pelo que lo mencione de nuevo porque la milanesa es leal al negocio y la bruja de Blancanieves la corresponde, como no podía ser de otra manera.

sábado, 2 de julio de 2016

Pon una cuñada en tu vida


Nadie está contento, ni los cuñaos. El año pasado por estas fechas, los entendidos sopesaban si Fernando Alonso había pateado los laterales de su coche tras haberle dejado tirado en los libres 3, o por el contrario, acariciaba con sus pies los flancos del MP4/30. En carrera, Kimi se calzaba al asturiano y los entendidos valoraron entonces de quién había sido la culpa. 

Hoy, doce meses después, un error táctico ha impedido al Nano pelear en la Q3 pero a cambio, Jenson Button sale mañana tercero en parrilla tras verse beneficiado por las penalizaciones que sufren Rosberg y Vettel, pero los entendidos perseveran en seguir negando la mayor y en buscar tres pies al gato.

viernes, 1 de julio de 2016

Decíamos ayer...


Decíamos ayer...

Hace unos cuantos días que no escribo (en el blog) y tal vez lo adecuado sería pedir disculpas o solicitar comprensión por las pellas, o yo qué sé, pero lamento deciros que ni me apetece hacer postureo ni ganas que tengo de abrirme las carnes por esta minucia. Nürburgring ha sufrido tiempos mucho más silenciosos que estos, y creedme, la ocasión no lo merece en absoluto.