jueves, 29 de junio de 2017

Dadle dos vueltas a esto...


Estoy por pillarme un tambor tribal en Amazon para aprender a tocarlo este verano. No uno cualquiera, no, quiero uno grandote como el que usa Tu-Bardh Wilson.

No es por nada, pero seguimos hipnotizados con las chorradas de dos gandules, tres si contamos a Charlie, y el Gran Premio de Azerbaiyán nos ofreció momentazos protagonizados por dos tipejos a quienes se ha glorificado por ocupar plaza de guerrero sin serlo.

Van a por ti, Charlie


Lo que son las cosas, Jean Todt nos ha salido envidioso, revanchista, alonsero, alonsista y alonsado, y se ha puesto a revolver en la basura con la intención de poner algo de sensatez en el enésimo pastelón que ha dejado Whiting. 

La FIA, de oficio, ha abierto diligencias ante la gravedad de lo sucedido en Bakú —no lo digo yo, lo afirma le petit Napoleon, nuestra máxima autoridad federativa—, ha convocado al Consejo Mundial para el próximo lunes días 3 y promete tener resuelto el asunto antes del Gran Premio de Austria...

miércoles, 28 de junio de 2017

Informe de daños [Azerbaiyán]


No vamos a ser ansiosos y vamos a dejar para más adelante el estreno del título Informe de avances, ya que el Gran Premio de Azerbaiyán estuvo razonablemente bien pero todavía quedan muchas cosas por atar, fundamentalmente en el área de la fiabilidad.

El viernes pasado se estrenaba el boceto de evolución que Honda presentará en Austria, y lo cierto es que aunque los resultados invitaban a aplaudir con las orejas, la jornada no estuvo exenta de sinsabores, ni de roturas, esta vez de la caja de cambios. Fernando, con los pies en la tierra más que nosotros, fue claro al respecto: mañana la clasificación no importa, hay que guardar neumáticos para la carrera...

martes, 27 de junio de 2017

¡Cagón!


Lo que podía haber sido una bonita pelea de gallos se quedó en un jolines que pretendía ser un joder en toda regla y dicho bien alto. Y una cosa lleva a la otra, y de tanto usar la palabra agresivo se nos ha acabado desgastando...

Sebastian no se mostró violento en Bakú, sino impotente, de ahí que no haya entendio ni a la de tres que lo que hizo fue sumamente grave. El alemán se portó como un niñato malcriado y ni siquiera supo reaccionar. Lo propuse ayer en SafetyCast: soy yo quien me encuentro con Lewis en actitud tan incívica y me quedo sin alerón delantero pero machaco el difusor de su coche hasta que sea pulpa de kevlar. En una palabra: me gano la bandera negra pero me quedo a gusto y además canto victoria y hago el paseillo.

lunes, 26 de junio de 2017

El milagro de san Lewis


Digo yo que para qué discutiremos tanto si, al final, sólo queda nos rezar para que este campeonato lo gane Lewis de calle o Sebastian por una diferencia superior a dos puntos, pues en caso contrario, vamos a tener carrera azerí hasta hartarnos. Por cierto, he descubierto hoy el término azerí, y me ha encantado, pena que tenga que aparecer siempre cualquier Charlie Whiting para chafar incluso las historias de amor más hermosas. Te quiero, ¿te lo he dicho?

Hace quien dice nada reprochábamos a Nico Rosberg que no tenía huevos para acercarse a Hamilton bajo el diluvio de Interlagos y hoy recriminamos a Sebastian por acercarse demasiado al británico en Bakú. Dónde cojones estará el término medio, que nunca damos con él...

Un gran tipo Ricciardo


Comprendo que no os apetezca un pimiento, pero toca salir un rato de la cochiquera que se ha montado a cuenta de dos tontos muy tontos y un Director de Carrera que no tiene lo que hay que tener para imponer un poco de cordura en la Fórmula 1, para hablar, aunque sea brevemente, de un chico veloz, listo y limpio sobre la pista, que obtuvo ayer la victoria en Bakú.

No sé qué sucede con Daniel Ricciardo —a lo peor es una maldición aborigen y ancestral de su Australia querida—, pero siempre que las circunstancias apuntan a que toca hablar de él, surge a su alrededor algún ruido monumental que silencia los merecidos aplausos que se le deben y le debemos siempre.

domingo, 25 de junio de 2017

¡Toma psicodrama!


Hoy podemos dormir tranquilos, dentro de unas horas, o mañana, seremos informados de que el navajazo de Sebastian a Lewis será sancionado con la rotundidad que merece a quien ose hacer algo parecido a partir del Gran Premio de Gran Bretaña, y si hay suerte, cosa que dudo, que la FIA se pondrá puntillosa a partir de ya con eso de que no se puede aminorar la marcha de forma que se ponga en riesgo a los rivales. Pero ya os digo: hoy no toca.

Dicho lo cual, yo daba dos hostias a cada uno de los tres chorras que han protagonizado el hecho reseñable de la jornada y los mandaba a un balneario para que nos dejasen tranquilos hasta septiembre. Sí, a Whiting también, que se lo ha currado al menos tanto como Hamilton y Vettel.

Ya todo está en su sitio


Decía Concha que quien nace barrigón de más está que lo fajen, y estaría de acuerdo si no fuese porque desde que he aceptado que cumplo condena en Reading empiezo a gastarme unas maneras de héroe crepuscular que no veas.

Anoche mismo, en pleno intento por conversar en Twitter sobre la doble configuración del fondo plano en los coches de este año, sucede que llega un gilipollas y me llama «cuñao alonsero» y voy yo y ni siquiera le rompo las piernas...

sábado, 24 de junio de 2017

Sieeetee caballo quevienenn de Bonanzaaarrlll...


A ver si dejamos de acalorarnos, que tal y como ha terminado la primavera de calentita a lo peor llegamos quemados a septiembre...

Quería haber titulado esta entrada «En vez del graduado escolar tenía una etiqueta de Anís del Mono», pero no me gustan los títulos largos, y como a fin y a cuentas no sé muy bien qué resulta más aterrador en Williams: si el empeño de mi Felipe en perpetuarse ad nauseam en su asiento o el ídem de la escudería de Grove en sustantivar cualquier chorrada que protagoniza Lance —positiva, se entiende—, mantengo el aire chiquiterocalzadeño del texto que he comenzado a escribir, apostando porque todo el mundo entiende de qué va la cosa de «Sieeetee caballo quevienenn de Bonanzaaarrlll...»

viernes, 23 de junio de 2017

Making of cyborg [Honda]


Voy a hacer como que no entiendo nada. He almorzado con Ernesto en el Okela de Gorliz, hemos visitado juntos el centro neurálgico de Nürbu, le he explicado que lo importante no es el desorden caótico que me rodea desde que me levanto hasta que acuesto sino lo que hay dentro de mi cabeza, y a la postre, hemos pasado juntos una tarde de cine en la que hemos hablado de lo divino y lo humano, del mercado laboral, de fibra óptica, de Tetra Laval, de aerodinámica, de mi teoría del pantógrafo, de ruedas, de viñetas cómicas a lo Peridis, con santones subidos a pedestales y Fernando fumando un puro como Mariano Rajoy, de caótica y de Tony Purple —junto a Hilly Preston uno de los bastiones de nuestro deporte. 

En fin, sólo nos ha faltado hablar de Kenji Kawai, Masamune Shirow y la mayor Kusanagi...

65 pollas


No somos nosotros, no es el alonsismo. Por mucho que se insista en que disfrutar con Fernando Alonso es cosa diferente a disfrutar con la Fórmula 1, el propio deporte está reclamando para el asturiano el lugar que la historia se empeña en reconocerle una y otra vez.

No estamos locos. La sola mención a que Zak Brown puede estar detrás de esta vorágine reivindicativa que ha surgido de un tiempo a esta parte, produce vergüenza ajena.

jueves, 22 de junio de 2017

Contadme otra, por favor


Lo malo de las películas es cuando te las sabes. Pirelli ha venido a descartar el compuesto duro de aquí a que finalice la temporada y en vez de llevarme las manos a la cabeza me ha entrado la risa floja. 

Os diré qué significa esto: primero de todo, que la gama 2017 es una puta mierda porque no responde a las necesidades de la máxima disciplina del motorsport. Segundo, que la milanesa se ha cargado el espíritu y la letra de la normativa 2017, elaborando un producto que no cumple con las exigencias de un espectáculo deportivo moderno. Tercero, que nos olvidemos de que en 2018 la cosa mejore, ya que el compuesto que falta, un ultrablando en toda regla, ni se ha probado ni hay visos de exploración a la vista. Y cuarto, que este año es cosa de Ferrari y Mercedes AMG por el artículo 33 —aquí en España llamamos así al por mis santos cojones de toda la vida.

miércoles, 21 de junio de 2017

El gatillazo indio


Partamos de la base de que soy un tipo chapado a la antigua y ni veo mal que existan órdenes de equipo en la Fórmula 1 ni que los conductores libren su propia guerra desde el interior del habitáculo.

Vamos, que si el capitán grita cuerpo a tierra y el piloto responde por mis cojones, estaré por regla general a favor de ambas posturas, y si las cosas salen bien, aplaudiré el coraje de quien toma decisiones de ese calibre en lo que nosotros tardamos en pestañear. Si salen mal, obviamente aplaudiré que quemen en plaza pública al insubordinado aunque sea con fuego de mentirijillas, más que nada para que aprenda que quien juega con aceite hirviendo suele quemarse.

lunes, 19 de junio de 2017

Matar al padre


No nos podemos quejar de las sensaciones que está ofreciendo Liberty desde que se ha hecho cargo de la Fórmula 1, que hasta Chase Carey parecía que estaba trabajando mientras ondeaba la bandera francesa que marcaba el inicio de la carrera de Resistencia más famosa del mundo.

El fin de semana me ha venido cargadito, demasiado cargadito. La America's Cup en Bermuda y Las 24 Horas en La Sarthe han consumido la mayoría de mi tiempo. El caso es que me metí a la cama de madrugada, con las esperanzas depositadas por los Toyota en la prueba francesa hechas añicos, y aunque pensaba dormir a pierna suelta, acabé levantándome temprano. El coño reloj biológico...

domingo, 18 de junio de 2017

Rober y los corazones rotos [#Nürbu 22]


Roberto nos ha abandonado a nuestra suerte hace unas horas y aunque las lágrimas no me dejan ver lo que escribo, siento que tengo que hacer lo que hago siempre y tanto le gustaba: cambiar de planes sobre la marcha, improvisar, convertir una entrada de las que puedo escribir a centenares en un pequeño homenaje a un gallego entrañable que no supo venirse a Gorliz tras encontrar San Juan de Gaztelugatxe y sus ciento y la madre escalones. Perder otro jamón, en definitiva... como si con eso bastara para volver a escucharle...

He dejado a Jordi roto, desencajado y ahogado entre sollozos, he avisado a mis amigos de la triste noticia y he dado la vuelta al teléfono móvil para no mirarlo. No he querido saber más. No me interesaba lo más mínimo qué ocurría a partir de ese momento. Estaba escribiendo sobre Liberty y las 24 Horas de Le Mans, pero él es infinitamente más importante.

sábado, 17 de junio de 2017

Ferrari tiene un Red Bull


Me mata ir contracorriente. Bueno, sí, parece todo lo contrario, pero es porque soy un actorazo como la copa de un pino. Aprendí interpretación con Igor Tsvietaiev, durante una misión de incógnito en la Kiev soviética, años ha. Utilizo su método desde que me levanto de la cama hasta que me acuesto de nuevo en ella. Si te sientes muerto finge que estás vivo, y así.

La verdad es que no me va mal, aunque bien pensado, seguramente me podría ir mejor.

viernes, 16 de junio de 2017

Y el divorcio, ¿para cuándo?


Juego de Tronos ha hecho mucho daño. Descubrimos que los Reyes Magos no nos han traído el Scalextric y comenzamos a escuchar The Rains of Castamere de inmediato... 

Todo esto resulta muy complejo, la hostia de complejo. Hablar de Fórmula 1 no está al alcance de cualquiera, por Dios, que a la mínima, un mindundis puede tener la ocurrencia de pensar que detrás de lo que está saliendo estos días en la prensa especialista está Zak Brown como cuando la Autosport se rendía ante Fernando Alonso y su aventura americana, o que unos malos resultados se resuelven cambiando de motor a un monoplaza cuyo chasis es una puta obra maestra incluso siendo empujado por una UP Honda.

jueves, 15 de junio de 2017

Los niños perdidos no tienen isla


Una de las cosas más brillantes que suceden alrededor de la obra que hizo mundialmente famoso a James M. Barrie, es que escribes «Peter Pan» en el buscador de Google y lo primero que te sirve el bibliotecario que todo lo sabe y todo lo ve son multitud de referencias a la película de Walt Disney. Si matizas «Peter Pan libro» entonces sí, entonces el gigante consiente que puedas acceder al baúl de los recuerdos del que salieron los demás, incluso la película norteamericana que ocupa el estándar de búsquedas usurpando un honor que nunca le ha correspondido.

Digo que ésta es una de las cosas más brillantes que suceden con Peter Pan porque resulta hermoso, me resulta hermoso, saber lo poco que valemos y vale la verdad en el mundo en que vivimos, que para dar con la celosa y cabroncilla Campanita tienes que saber dónde encontrarla, pues en caso contrario, te expones a consumir cualquier sucedáneo como si fuese el original.

miércoles, 14 de junio de 2017

Informe de daños [Canadá]


Siento no poder andar por aquí todo lo que desearía pero lo prometido es deuda y aunque me apetecía hablar un poco sobre el gallinero que hay montado alrededor de la relación McLaren-Honda, toca alterar los planes siquiera para levantar el ánimo.

Y es que lo cierto es que este hilo sigue llevando ventaja y mal que pese: viendo cumplidos sus pronósticos. 

martes, 13 de junio de 2017

Tres muescas, Maurizio


Hay días para olvidar y días de mierda que no se olvidan tan fácilmente. Pues bien, anteayer, Arrivabene supo que le había tocado sufrir uno de estos últimos desde el momento mismo en que Verstappen mordía el cajetín de flaps derecho del alerón y se llevaba por delante el canalizador del vehículo de Vettel. Eran las 14:02 o 03, o 05 de la tarde, más o menos...

Con la aerodinámica dañada, Sebastian no podía evitar rematar la faena del holandés sorteando un piano de aquella manera, maltratando así el fondo plano y obligando a La Scuderia a cambiar de planes en la vuelta 1. 

lunes, 12 de junio de 2017

Los mano a mano


Los mano a mano son así, un día un candidato está en lo alto y al siguiente le coge el relevo su rival inmediato. Esto, esencialmente, hace que el espectáculo resulte entretenido, pero el brillo no debe ocultar que el protagonismo de las Pirelli volvió a ser excesivo durante la disputa del Gran Premio de Canadá, porque como me decía ayer Guillermo en Twitter: con ruedas que duran tanto la estrategia pierde todo su valor.

Hoy no pretendo hablar de la italiana más que lo justito, aunque he paseado por redes, con la intención de refrescar la memoria, un texto escrito a primeros de agosto del año pasado en el que ya avisaba de la que se nos venía encima con el suministrador único de compuestos [¿Dictadura Pirelli?].

domingo, 11 de junio de 2017

Cavar, bonita palabra


Pena que hace unos días titulé así otra entrada, porque «Menos lobos» hoy venía al pelo...

Dicho lo cual, y por ahorrarnos quebraderos de cabeza, os diré que ya podéis dejar de leer los que pensábais que me iba a poner agonías con Sotffel terminando el Gran Premio de Canadá y con Fernando abandonando a dos vueltas del final después de haber rodado buena parte de la prueba en los puntos. Basta tirar de hemeroteca —si tenéis ganas, que ésa es otra—, para comprobar que nadie en febrero daba un centavo por estar así a comienzos de junio, y quien dice en febrero dice marzo, abril o mayo, o sin ir más lejos: este viernes pasado.

sábado, 10 de junio de 2017

Across the universe


Me gustaban más los viernes de entrenamientos cuando no significaban nada ya que todo el mundo los aprovechaba para jugar al póquer y tal.

Desgraciadamente, la necesidad de los medios digitales por ser los primeros en dar el susto de la jornada, de cada jornada y más allá, han convertido el quinto día de la semana en un lugar donde se sufre tortura y del que es mejor huir. Ya llegarán los terceros libres hoy sábado, y la clasificiación, y la carrera.

viernes, 9 de junio de 2017

Tierra Santa


Mientras las tormentas del ocaso se ciernen sobre nuestras cabezas conviene no olvidar de dónde venimos. 

Mientras sostengo un brújula de madera en mi mano querría ser reloj de pulsera en una muñeca distinta a la mía. La semana ha ido bien, no me quejo. De los cinco propuestos, he conquistado tres golpes de fortuna rezando en mitad de la oscuridad para que los vigilantes no me descubrieran ni imaginasen quién había sido el osado que dejó sobre los fogones de la cocina una minúscula flor de color escarlata...

jueves, 8 de junio de 2017

Las rubias no besan como antes


Tenemos suerte de que Pedrerol y su gente no distingan a Kurosawa de Hasegawa ni hayan oído hablar de Kenzaburo Oé. Algo que nos ahorramos, ¿no?

El tipo de la foto de entradilla se llama Yusuke Hasegawa y lo que nos jode a los occidentales es que la Infanta Leonor no es fan de sus películas ni que él haya recibido el Premio Nobel de Literatura. No hay por dónde agarrarlo de las solapas. Su rostro resulta impenetrable y su hieratismo acojona...

miércoles, 7 de junio de 2017

Menos lobos


Pintan bastos para el romanticismo. Ya no hay amores como los de antes. Hoy le dices a una persona que no pasa un día en que no pienses en ella y con suerte te contesta: «bueno... no se puede alterar el pasado... todo sucede por alguna razón...» Tampoco hay cine del bueno en el que te perdías durante una hora y media o dos, a lo sumo queda agarrarse a los puntos supensivos como quien se suspende de un clavo ardiendo...

En Reading son más fáciles las cosas así. La celda es estrecha, la vida es estrecha, todo es estrecho. A cambio, la libertad del corazón es más bella e intensa que nunca. Quién dijo miedo.

En Cheste, 115 vueltas


Hablar de Robert es recordar a los viejos guerreros, a esos poetas con espada que jamás se dan por vencidos. Hablar de él ahora, a pocos metros del Gran Premio de Canadá, es dar las gracias a que hace diez años saliera ileso de aquel terrible episodio que protagonizó en el Gilles Villeneuve. Luego, lo demás, incluso el accidente en Ronde di Andora y su vuelta a la competición, no ha sido sino la confirmación de que entre nosotros habitan héroes legendarios y que el de Cracovia es uno de ellos.

Muy pocos lo recuerdan —las cifras, sus frialdades y sus cosas, ya sabéis—, pero en 2008 nuestro caballero de la triste figura podía, debía, haberse proclamado Campeón del Mundo. 

martes, 6 de junio de 2017

Cultura «mimosín»


No entiendo, ni entenderé jamás, la inclinación que muestra cierta gente a caminar sobre las aguas en lo tocante a Ferrari.

De pequeño me enseñaron que no se puede estar en misa y repicando, y puesto que el negocio de la Fórmula 1 es bastante guarrete gracias a la inestimable contribución de don Bernard Charles Ecclestone y todo lo que le ha rodeado hasta que abandonó The Circus a finales de enero pasado —incluso los que le reían las gracias o afirmaban que era imprescindible y tal. Sí, esos también—, lo menos que se puede esperar de él, es que deje rastro en todos y cada uno de los que intervienen en la máxima disciplina del motorsport, que se dice.

lunes, 5 de junio de 2017

Lewis, yo te invoco


Ya decía Carl Sagan que somos polvo de estrellas, aunque al científico neoyorkino se le olvidó pronunciar la palabra «fugaces».

Sí, somos estrellas fugaces, tan efímeras que nuestra luz dura lo que el interés de quien nos mira. Así las cosas, Lewis resultaba interesante mientras parecía magnífico, indestructible, un velocirraptor cuya hambre daba dentellas a un Nico a quien su equipo mantenía sujeto por vaya usted a saber qué collares.

Asegurando posiciones


La última vez que los líderes de lo nuestro sufrieron de exceso de confianza fue en 2013 —al menos de manera palmaria—, cuando seguros de que la normativa que se estrenaría en 2014 iba a resultar tan rebuena de la muerte que haría falta modelos de desempate y todo, coronaron aquella sesión con un Gran Premio de Abu Dhabi que valía doble que los demás...

Bueno, un gatillazo lo tiene cualquiera, tampoco nos vamos a poner tontorrones con esta sonora ida de olla. Ahora bien, lo que sí me parece interesante recalcar en base a esta anécdota es que con este tipo de ideas por medio, el riesgo de hacer el ridículo es mayúsculo.

domingo, 4 de junio de 2017

A Dios rogando...


Ya comentamos hace un tiempo que si no fuese por la situación que atraviesa Honda, a Renault le estaría cayendo la del pulpo. Nominalmente, la gala partía este año de un concepto ya usado, es decir: Viry-Châtillon enfocaba su revolucionario planteamiento para 2017 sobre lo realizado desde 2014, aunque para el caso patatas, porque con seis carreras a la espalda seguimos esperando resultados...

Como buen tocapelotas procuro gestionar mis limitados recursos lo mejor posible, qué os voy a contar. Así que en su día me pregunté por qué batir el flanco de la francesa si tarde o temprano la pieza iba a caer sola, más o menos como ha caído la del W08 de Brackley, que mucho parecer una nave de Star Wars en su presentación y mucho producir orgasmos entre los especialistas a pie de pista y traductores de salón, que Wolff ha acabado admitiendo lo que sólo unos pocos nos atrevimos a decir en marzo pasado.

sábado, 3 de junio de 2017

Informe de daños [Mónaco]


He creado la etiqueta #InformeDaños con el fin de que tengamos a mano todo el material escrito hasta el momento sobre la evolución del proyecto Mclaren-Honda de Melbourne acá. Hay más, obviamente, pero está repartido en otras entradas aunque en líneas generales incide en lo que hemos ido exponiendo en este hilo: comienzo desastroso con pérdida de test en Montmeló, acumulación de retraso y necesidad de recuperar terreno cita a cita del calendario, etcétera, etcétera, etcétera.

Empiezo así porque ni esto es un montón de excusas ni nada que se le parezca. Empezamos esta historia cuando todo el mundo daba la temporada 2017 por perdida. No espero que me hagáis la ola pero cuidadín con lo que hemos conjeturado aquí, ya que si bien hemos jugado a la defensiva y nos hemos abierto camino en un terreno que nadie quería explorar, lo cierto a estas horas es que nuestro guión es mucho mejor que el oficial porque a pesar de que lo escribíamos con bastante antelación, los hechos nos han ido dando la razón carrera a carrera.

jueves, 1 de junio de 2017

Me se aparece Zak Brown


Me produce cierta vergüenza ajena que la peña ande descubriendo a Zak Brown en cada noticia que alaba a Fernando o en cada portada de Autosport que enfatiza los logros del asturiano. Como en el chiste de la esposa que cansada de que su marido llegue siempre tarde le escribe un Post-it que dice «Queda sexo frío en el frigorífico. Caliéntalo un poco, duerme en el sofá y no molestes», hace falta leer este tipo de cosas al menos doce veces antes de pillar la gracia.

Corría 2008 o así, y había por aquí un santuario que se llamaba Efecto Suelo en el que hablábamos de estas cosas y de quién podía estar detrás de cada noticia y qué intención ocultaba cada una de ellas. 

The home of the braves


Atribuyen a John Lennon eso de que la vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes, y después de la enésima demostración de su talento pienso inevitablemente en qué planes tiene Carlos mientras la vida, en Toro Rosso, en el seno de Red Bull, le va pasando por encima.

Cuando Verstappen fue ceñido con la corona del ascenso a Milton Keynes, a comienzos de mayo de 2016, advertí que el camino de rosas podía convertirse en trayecto plagado de jaros y maleza [¿Y si Renault la caga?]. Con Sáinz no hacía falta advertir nada...

miércoles, 31 de mayo de 2017

5 claves para entender el «Asunto italiano»


Que las homilías de los expertos sigan versando sobre si Kimi fue sacrificado en Mónaco con todos los honores o, por el contrario, no debió haber disfrutado de tanto miramiento porque el finlandés se lo ha buscado (sic), deja con el culo al aire el verdadero órden de prioridades que manejan nuestros gurúes.

Este fin de semana han ocurrido algunos hechos graves en lo que respecta al comportamiento del proveedor único de neumáticos, pero puesto que nadie quiere entrar a saco en tema tan espinoso vamos a ser nosotros los que expliquemos por qué Mercedes AMG ha señalado a Pirelli y por qué a la milanesa le ha sentado como el culo que la señalen los de Brackley.

martes, 30 de mayo de 2017

La jaula de cristal


Ha sido mirar el firmamento y que haya recordado que vivimos rodeados de finos barrotes de cristal. El iPhone que nos vigila desde el sofá del salón, la M30 que parece el caudaloso Yangtsé, mis cuñadas, las vuestras, mi vida y el alien que acecha con intención de reventarla...

El invierno se hizo para que sepamos apreciar lo que valen la primavera, el verano y el otoño, para que cuando nos sintamos definitivamente perdidos a finales de febrero, abramos los ojos en pos de la tenue luz que nos dice adiós agitando un pañuelo blanco en la superficie, y para que con el poco aire que nos queda en los pulmones, alimentemos la musculatura de las piernas con la intención de que los pies nos permitan abandonar la oscuridad y nos lleven a respirar de nuevo.

lunes, 29 de mayo de 2017

No vendo crecepelo


Por suerte para vosotros no vendo crecepelo, aunque por desgracia para los que necesitan a todas horas que alguien les lleve de la mano o les convenza, escribo más rápido que mi sombra y suelo avanzar en terreno escarpado o berenjenales densos con el machete en la mano, al estilo de los hijos de la Noble Villa de Portugalete.

Puede ser casualidad que si en febrero pasado afirmaba que el SF70-H mola porque está hecho por y para sus pilotos [Buen comienzo], la criatura de Maranello esté resultando al cabo un vehículo sobresaliente en pista. Podría ser, también, que acertase de chiripa cuando a comienzos de abril hice una reverencia pública a Vettel tras años de darle la espalda [¡Bienvenido, Sebastian!], y que días después hiciese un declaración de principios que apostaba por la pareja de la italiana [Toto declara la guerra] para tan sólo unas jornadas más tarde, implorar a quien fuese que por el bien de todos, alguien en La Scuderia. reactivase a mi querubín rubio porque nos iba a hacer mucha falta a los tifosi [Rescatando a Kimi].

sábado, 27 de mayo de 2017

La definición de una época


El amor solo no vale. Hay que saber por qué amas y a qué estás dispuesto a renunciar. Qué partes del ser amado asumes como perdidas, cuáles adoptas como propias y cuáles otros supondrán una línea roja que ninguno de los dos debe traspasar...

Soy el tipo que odia a Lewis porque fui de los pocos que puse cara a sus indecencias en 2007. Llevo ese estigma grabado en la frente desde entonces, con orgullo, a pesar de que cuando empezaron a partirle la cara incluso en Gran Bretaña, también fui de los primeros en defenderlo en público. Corría 2009, la mayoría de blogs y comentarios de aquella época han desaparecido para permitir una secuencia que dice digo donde dijo Diego, o que, sencillamente, ha servido para que la historia se reescriba y que los que negaban entonces afirmen ahora todo lo contrario. 

Young and Beautiful


Te vi ganar en China 2010 y proclamarte Campeón del Mundo en 2016, y hoy, cuando tu nombre casi ha sido olvidado gracias a la prensa británica, no puedo evitar que la alegría me embriague al comprobar que han comenzado a desmoronarse los sillares de esa muralla que te ha distorsionado a los ojos de la gente todos estos años.

Habrá estos momentos quien se esté preguntando qué ha sucedido, a quienes leyeron, oyeron o escucharon de 2014 a esta parte, para que emerjas como salido de la nada para explicar con tu ausencia qué está ocurriendo en la actualidad en Mercedes AMG, por qué un campeón pudo llorar como tú en la rueda de prensa posterior al Gran Premio de Abu Dhabi, o cómo es posible que renunciaras a defender tu título porque simplemente pretendías ser feliz. 

Va de escuderos


No suelo repetir visita a un mismo escenario. Es más, en la medida de mis posibilidades evito hablar de los mismos asuntos, o parecidos, en el mismo día o a lo sumo en dos, más que por mí, por respeto a vosotros. En la variedad está el gusto, ya sabéis...

El caso es que gracias a Pirelli y salvando la arrancada, el Gran Premio de Mónaco se prevé una bonita procesión de cochecitos de colores en la que con una estrategia a una parada poco o nada se va a poder hacer, la verdad, así que el meollo de la cuestión se va a dirimir en un rato, durante la clasificación, y, obviamente, esto me lleva a hablar de La Scuderia (de nuevo) en menos de 24 horas.

viernes, 26 de mayo de 2017

Iron en tres frases y una melodía triste


Nadie nos espera. Nadie sabe que a esta hora de la tarde en que la tormenta oscurece Gorliz aúllo sólo a poniente y recuerdo por los dos las líneas que nos compuso Jack London: «Fueron ellos los que aceleraron en su interior el despertar de hábitos remotos, y los viejos ardides que habían impreso en la herencia genética de su estirpe, se convirtieron en los suyos. Y cuando en las noches frías y serenas apuntaba con el hocico a una estrella, eran sus antepasados, muertos y convertidos en polvo, los que lo hacían desde los siglos pasados y a través de él...» 

El norte. El norte, la nieve y el frío, la oscuridad, el silencio y esa lealtad que os hace infinitamente superiores a los seres humanos. Tu pelaje más denso, tu voz más aguda, tu aullido más sostenido, tu cariño más genuino. Tus ojos, seguramente, mucho más limpios que los míos...

Los números no importan


Lo bueno de la mentalidad yanqui es que es la misma cuando compra (y rescata) la Fórmula 1 que cuando recibe con los brazos abiertos a Fernando Alonso.

Por increíble que parezca todavía hay quien se niega a asumir que ya va tocando salir del armario, que sus vibraciones contrarias al asturiano no se corresponden con un buen olfato deportivo sino con una tendencia quisquillosa y boba de llevar la contraria a la realidad. El Nano, en Indy, ha venido a poner esta corriente de opinión contra las cuerdas, ya no existe el antialonsismo, en su lugar ha surgido el negacionismo más cavernario y chorra.

jueves, 25 de mayo de 2017

Día del orgullo friki


No deja de tener bastante gracia que en plena celebración del Día del Orgullo Friki, Lance Stroll, en su enésima muestra de bisoñez, haya confesado que la curva donde se ha estrellado hoy en Mónaco es una de las que se le atraganta en la PlayStation y que eso le irrita, así, como lo leéis.

Después de este bonito suceso ha surgido en resde sociales un rosario de muestras de incontinencia friki. Nada del otro jueves, la verdad: que si Fernando Alonso zumbó su coche en el mismo sitio, que si los alonsistas somos unos envidiosos de mierda (sic), etcétera, un larguísimo etcétera en realidad. No obstante, lo perdonamos todo porque hoy hace cuarenta años del estreno mundial de Star Wars.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Hechos asombrosos


A los más viejos del lugar les sonará la imagen de arriba. Jenson Button acababa de calzarse la victoria en el Gran Premio de Mónaco 2009 y tras circular con su flamante BGP001 ante el griterío y alegría de los allí presentes, no tuvo mejor ocurrencia que llevarlo directamente a boxes, lo que en Montecarlo supone quedar a tomar por el saco del podio y, lo que es peor, dejar plantado al Príncipe Alberto.

Nuestro bravo y atractivo británico, atleta, triatleta y ironmanista de pro, avisado del desliz se baja del coche y comienza a recorrer el trayecto que le separa de los laureles y el champán. Es decir: desanda al trote la calle de garajes, entra en el trazado para sortear Anthony Noghes y embocar la recta de meta.

martes, 23 de mayo de 2017

Lewis ha salido de caza


El Hamilton que pudimos disfrutar en Barcelona era muy distinto al que vimos de Melbourne a Sochi. Hay quien prefiere no meterse en fregaos psicológicos y hablar sólo de Fórmula 1 pero lo cierto es que incluso en los Juegos de Rol disponemos de Puntos de Moral...

Creo que ya os conté hace tiempo que viendo un partido de tenis, ante lo costoso que estaba resultando todo para el jugador español, por los altavoces del televisor salió un estridente: «sólo queda tirar de ética.»

lunes, 22 de mayo de 2017

La experiencia es un grado


Hoy ha sido un día particularmente bonito en Gorliz. Andaba cansado de las suegras que han salido hasta debajo de las alfombras para mirarte con el ceño fruncido y reprobador desde cualquier esquina de Twitter, y me encuentro al ir a tomar café con que Jose me suelta: ¡Qué cuatro vueltas se cascó anoche el cabrón de Scott!

No sé, Jose es merengue y lo imaginaba saludándome con algo relativo a la victoria del Real Madrid en la liga de fútbol, lo habitual para él por estas fechas y siempre y cuando el Barça le deje espacio, vamos, pero no, hoy ha ido directo a hacer daño, o al menos así lo he pensado.

Volvemos a Mónaco


Dejamos atrás Indianápolis (de momento) y abrimos semana de Gran Premio. Volvemos a Mónaco como quien hace la ruta del Camino de Nuestro Señor Santiago, como quien retorna a La Galea para sujetar a su chiquillo frente al mar y la nada, como quien vuelve a Ixtlan...

De las muchas inconsistencias que nos proporciona la actualidad, sobresale ese pensamiento que afirma que sin Mónaco, o sin Ferrari, la Fórmula 1 existiría igualmente.

domingo, 21 de mayo de 2017

You'll Never Walk Alone


En nada comenzaremos a meternos una monumental dosis de adrenalina en el cuerpo y desde la trinchera de los cautos siguen erre que erre intentando que no nos estalle el corazón. Pero hemos llegado hasta aquí y cabe preguntarse por qué templarnos precisamente ahora que la cosa llega a su recta final. 

Pim, pam, pum... Sea cual sea el resultado de la Fast Nine Fernando ya ha entrado en la historia y el domingo que viene disputará las 500 Millas de Indianápolis partiendo a lo sumo desde la tercera línea tras el Pace Car. Su coche naranja será nuestro objetivo porque lo conduce un mal calificador, el hombre que no era rápido a una vuelta, el tipo que haría mejor en irse para su casa...

¿Por qué no hay que corregir en Indy?


Vaya por delante que Sebastien Bourdais parece encontrarse bien a estas horas después del brutal accidente que sufrió en el Brickyard. Está hospitalizado y se pierde la edición de este año de las 500 Millas de Indianápolis debido a las fracturas en pelvis y piernas que sufrió en el impacto.

Dicho lo cual, a pesar de que mi intención era escribir esta mañana acerca de la sobresaliente participación de Fernando en el día de ayer —circunstancia que lo ha llevado a participar en el Fast 9 de hoy, fase definitoria de la clasificación en la que se juegan la pole position y las ocho primeras plazas restantes—, toca cambiar de planes y atender a los que me habéis pedido que explique por qué Sebastien comete un error haciendo lo que haría cualquier piloto: tratar de corregir una pérdida de la trasera del coche con un contravolante.

viernes, 19 de mayo de 2017

2007, balada triste [III]


Donde esté una buena relación de amor entre patrón y currante y haya mucho espacio para que quepan deslealtades, egos exacerbados, equivocaciones de manual, envidias insostenibles y salidas por la puerta de atrás, para qué contemplar que la vinculación de un piloto con su escudería es estrictamente profesional y se establece bajo criterios legales y comerciales, y económicos, por supuesto...

A pesar de que ahí fuera se da por seguro que durante 2007 la prensa española supuso una suerte de guardia pretoriana alrededor de la figura de Fernando Alonso, lo cierto es que salvo honrosas y contadas excepciones, el grueso de nuestros plumillas y comunicadores ejercieron de dócil correa de transmisión del sindiós que iban a montar sus compañeros británicos a la terminación del Gran Premio de Mónaco de aquel año.