martes, 8 de agosto de 2017

Probando, probando


Yo declararía a los bocachancla especie protegida. En serio, junto a la prensa británica resultan imprescindibles para nuestro pequeño ecosistema. A ver, razonad un poco: ¿qué sería de nosotros sin un argumento idiota que concite inmediatamente el apoyo del respetable...?

Sois gente lista. El problema no está en el argumento idiota —al fin y al cabo, cada jornada nos surte de abundantes ejemplos donde elegir—, sino en la velocidad que se toman algunos para adoptarlo como estandarte en sus cruzadas en pos de que entendamos de qué va la Fórmula 1, que ellos se lo saben, los que no lo pillamos somos los demás, y así.

Total, que como andamos sobreviviendo a agosto como podemos, se rescatan las palabras más bobas que ha podido proferir un ingeniero y a su cuenta se organiza una especie de concurso de homilías en plan juegos florales de verano: el asturiano no daba buen feedback a sus ingenieros en Ferrari y por eso Maranello no levantó cabeza entre 2010 y 2014. ¡Claro que sí, guapi!

Pasando por alto el espinoso asunto de que es La Scuderia, con Montezemolo al mando, la que se mete varios tiros en el pie consintiendo a partir de 2009 los recortes en tiempo de entrenamientos durante la temporada y cediendo el bastión de Mugello sabe Dios por qué plato de lentejas, ahora resulta que tres subcampeonatos del mundo en cinco años, sin compañero que te asista, se consiguen siendo un manta.

Alonso no es Dios, van y dicen. Obviamente no lo es, pero a cambio los tiene más grandes que el caballo de Espartero. Se la ve venir, habla con Luca, le pide permiso para irse y se va. Han caído Costa y Domenicali y a Fry ya le han enseñado la puerta. Caerán Mattiacci, el propio Montezemolo, Tombazis y Marmorini... Por fortuna quedan Forghieri y los que no entienden cómo ha cambiado la Fórmula 1 con los años, pero estos sin pringarse, que teniéndolo tan claro podían haber avisado, ¿no?

Y el caso es que sabiendo el valor que se le da a encender primero el garaje y apagarlo el último, el Nano se marcha a McLaren con la intención de demostrar que, al menos, a darle al interruptor no le gana nadie.

Miles de kilómetros desde 2015 probando, probando, que gracias a Ferrari ahora hay que probar cuando se puede o te deja el reglamento, dos accidentes después y el chasis del MCL32 que surge por ciencia infusa porque el piloto, salvo en la rossa, no interviene más que en un escasito 1%. Y con la unidad de potencia Honda lo mismo, que los progresos, salvo en Maranello, vienen de la mano de los ingenieros, no más...

¿Y qué prueba?, van y preguntan...

Yo preferiría saber cómo prueba o qué valor tiene su experiencia en las pruebas que hace. Pero en fin, doctores tiene la Iglesia y gracias a Dios hoy no tengo día peleón.

Os leo.

5 comentarios:

enrique dijo...

Se le podrán buscar mil y un defectos a Alonso, incluso que haya algún que otro piloto con más talento que el asturiano, pero su capacidad y calidad de trabajo... Es negar que la tierra es redonda.

Elin Fernandez dijo...

Ví el tema por Twitter con El Abuelo cuando ponía algunos ejemplos de ingenieros diciendo que valía tenía el piloto cuando trabajan en equipo tal...
Un grupo de pseudo fanáticos de F1 y pseudo Ferraristas (los cuales tengo apuntados) hipócritas y un tanto irresponsables cuando dicen lo que dicen.
Lo de tenerlos apuntados es porque tengo subido el ánimo de aquí a Marte y creo que sí se conseguirá ese tan deseado 3er título con proyecto propio. Y para cuando eso suceda, les enviaré mi pésame a cada uno por el medio correspondiente.
Lo de hipócritas es porque del 2015 a la fecha se han vuelto ferraristas sin haberlo sido y nunca lo serán. Un verdadero ferrarista agradecería al de Oviedo aquellos 5 años de lucha siempre nadando contra la corriente tanto deportiva como politicamente hablando en la F1.
Al menos yo no soy hipócrita. Digo claramente que no soy de ningún equipo, siempre le voy a un piloto o a dos (generalmente hispano parlante) porque ese individuo es quien se juega el pellejo en cada GP... y eso merece respeto.

keskusracing dijo...

Ayyyyy esas famosas 6 décimas, aún siguen por ahí vagando ;)

Tadeo dijo...

Elin, les llamamos los ñus, migran regularmente.

Saludos

Elin Fernandez dijo...

Buenos días.
En mi país les llaman "sin chaquetas".