jueves, 2 de noviembre de 2017

Vettel embotellado


Cuando es blanco y va embotellado por lo general suele ser leche, y el caso es que en el lance habido entre Vettel y Hamilton en los primeros compases del Gran Premio de México, a resultas del cual ambos pilotos sufren diferentes problemas que les llevan a boxes, quien más quien menos se quedó con la copla de que el alemán había ido a por el británico en un arrebato de impotencia...

No he escrito sobre el asunto porque me parecía que no aportaba gran cosa al desenlace del campeonato, y también, porque ya voy bastante saturadito con las críticas como para meterme en un nuevo jardín. Pero es jueves, la cosa sigue suponiendo a estas horas un ingrediente ineludible del abundante ruido ambiental que nos rodea, y además, qué carajo, a mí me parece leche, qué queréis que os diga.

Soy consciente de que se han ofrecido diferentes versiones que intentan exculpar a Sebastian, pero esto es como todo: siempre hay lugar para llevar la contraria en base a argumentos que parten de premisas demasiado cándidas a mi modo de ver.

La principal causa de exoneración de responsabilidad de Sebastian pasa por hacer creer que no puede estar tan loco como para jugársela así con Hamilton, pero lo cierto es que ya se la ha jugado así con Max Verstappen al inicio de la Ese de Moisés Solana, y en la transición entre las curvas 1 y 2, cuando el cuerpo a cuerpo ha terminado, Vettel ya tiene dañado el alerón delantero de su coche.


Resaltado por un círculo blanco se puede observar en la imagen de arriba cómo parte del ala anterior del Ferrari número 5 se ha hecho añicos. En ese momento, Sebastian se queda sin su principal coartada.

Pase lo que pase a partir de ese instante, el monoplaza rosso ha perdido chance para disputar la prueba en condiciones. Para colmo, Hamilton ya ha encontrado hueco y va en pos de la estela del holandés de Red Bull mientras Bottas está listo para merendarse al alemán, lo que aumenta la posibilidad de que el tetracampeón del mundo pudiese obrar en consecuencia pretendiendo parar los pies del británico como fuese, y aquí encontramos el argumento de la posible intencionalidad.

No hay coartada, puede haber intencionalidad... pasemos al vídeo [dentro enlace].

Os ruego que antes de nada vayáis al minuto 00:34 y lleguéis al 00:38, pero no fijándoos en Vettel sino en Esteban Ocon. El de Force India lleva prácticamente la misma trayectoria que el de Ferrari antes de abordar la curva 3, pero su salida de la misma busca el centro de la pista, incluso deja espacio a su izquierda para que pueda pasar Sáinz, cosa que no sucede.

El de Heppenheim, sin embargo, busca el exterior como si Hamilton no existiese. El inglés ya tiene ganada la segunda posición, es perfectamente visible para el teutón, y lo miremos como lo miremos, la trayectoria de Vettel se insinúa que va a su encuentro porque dispone de espacio suficiente como para abordar una solución alternativa pero no hace ni amago de aprovecharlo...


Me he referido a este asunto las pocas veces que hablado de él estos días como «maniobra dudosa». No descarto que a Vettel se le fuese la pinza, que no buscara el contacto sino que se lo encontrase, que deslizara después de haber tomado el camino equivocado, pero me sigue pareciendo leche.

Dicen que todo se resume a que el de La Scuderia hace contravolante para controlar la zaga de su coche, pero las rodadas del suelo que señalaba Porti en Movistar Plus me parece que no se corresponden a las dejadas por el Ferrari sino al Mercedes de Hamilton, quien pica frenos para encarrilar su W08, de hecho, en el vídeo se observa cómo levanta polvo en plena acción (minuto 00:09).

Sebastian se ha arriesgado a estropear su coche peleando con Max entre las curvas 1 y 2, lo daña definitivamente entre las curvas 2 y 3 y en ese instante es sobrepasado por Lewis, quien permanece a la vista del alemán hasta el desenlace final. Honestamente lo digo: más que tratar de justificarle cabría preguntarse qué coño hace Vettel liándose a boinazos con todo lo que se menea si su pretensión era mantenerse vivo en el campeonato, porque esa es precisamente la actitud que muestra.

Y la prueba del algodón: los comisarios ni se molestaron en investigar el incidente, no fuera que se descubriese algún fantasma.

En fin, no digo ni que sí ni que no, sino todo lo contrario, ya me entendéis. La maniobra parece lo que parece y en mi opinión existen datos suficientes como para desmontar la defensa de Sebastian Vettel, y sin despeinarse. Personalmente opino que fue a por Hamilton, pero ya sabéis cómo funciona esto: yo os lo cuento y vosotros sacáis las conclusiones.

Os leo.

14 comentarios:

enrique dijo...

Si la premisa de la FIA es solo investigar lo que se denuncia... Apañaos vamos. Mercedes no debió denunciar a sabiendas que ya estaba resuelto el mundial.

Cesar Dosil dijo...

Hamilton se dio cuenta al instante y lo dijo por radio. Me a dado a proposito!!!!
Ademas son varios los precedentes del Aleman, sumale la presion Ferrari mas la impotencia de ver como Ham y Vers te dan mil vueltas y el resultado es el que se ve.

keskusracing dijo...

En la curva 3 Hamilton tocó de igual manera a Verstappen con el alerón. Podrían haberse quedado fuera de la pelea los tres primeros, estilo Fuji 2008.
Aparte de eso, me gusta tu teoría, tiene mucho sentido aunque diría que en las salidas los pilotos se mueven enteramente por el subconsciente, no quita culpa, pero quizá algo de intencionalidad.

fballesteros dijo...

Nada nuevo bajo el sol, que otro piloto alemán era especialista en quitarse rivales de encima mediante el pinchazo del rival tras un sutil toque con su alerón delantero?.

Elin Fernandez dijo...

Parece que sí. De hecho, ellos dos no son los únicos alemanes a los que le puede la presión.

pocascanas dijo...

Yo iría más lejos: primero lo intenta con Max y se sale al revés, en vez de pincharle el neumático se rompe su alerón. Y luego suscribo tu exposición.

chema dijo...

Vettel perdió sus opciones de título en Suzuka cuando no pudo correr por el fallo de las bujías a partir de ahí cualquier hipótesis es posible.

Novero dijo...

Yo me quedo con el comentario que hizo un aficionado en un conocido foro de coches: o Vettel es un manoplas que no sabe manejar su coche en un cuerpo a cuerpo (la opción del contravolante) o Vettel es un sucio que patalea cual niño mimado cuando no le salen las cosas (la opción de la intencionalidad) pero lo peor es que ninguna de las dos es mejor que la otra cuando se la atribuimos a un supuesto tetracampeón del mundo, el Senna alemán para algunos.

chema dijo...

Novero, partiendo de la base de que el piloto perfecto no existe, decir que Seb es un manoplas en el cuerpo a cuerpo supone o desconocimiento o falta de memoria. El alemán ha realizado remontadas de libro, pero claro, en esos casos nos escondemos esperando una buena oportunidad de encontrar carnaza.

Reitero que el piloto perfecto no existe y que aún aceptando que pueda haber otros pilotos mejores en la lucha cuerpo a cuerpo, un piloto es un conjunto de habilidades y SEB destaca en muchas de las necesarias para ser un tetracampeón y esperemos, que aún queda cuerda para rato.

Samurai dijo...

Chema.

Digo yo que en Singapur, donde era muy probable que Ferrari hiciera un 1-2, con la consecuente quita de puntos a Hamilton (en el mejor de los casos, un +10 para Vettel), se pasó a un -25, irrecuperable.

chema dijo...

Samurai no lo veo así, 25 puntos eran recuperables en 6 carreras. Pero tras las averías de Malasia y Japón, 56 son prácticamente imposible en 4 carreras frente a Mercedes y Hamilton, eso quería decir.

Samurai dijo...

@Chema.

Cuento como liada también los puntos perdidos en Silverstone por no entrar a boxes, y de hecho, hay que echar las cuentas de Singapur bien, porque, de tener Vettel 10 puntos extra, sale con 25 abajo, esto es, la ganancia de Hamilton fue de 35 puntos (suponiendo el caso mejor, un doblete de Ferrari y Hamilton en el podio).

Y si hablamos de Bakú...

Los fallos de fiabilidad se dan cuando exprimes la maquina buscando límites que, si no se necesitara un milagro, tal vez no habría que buscar... No se si me explico.

Este campeonato lo ha perdido Vettel. Sin duda.

GRING dijo...

Sobre lo de recuperar puntos y la importancia de apretar hasta el final hay ejemplos inolvidables: 2007, 2008, 2010, 2012. Lo que ha hecho Vettel este año con un monoplaza muy competitivo, el mejor en muchos circuitos y según el comentario de varios involucrados, incluso de Ferrari, como glosaba Jose hace unos días, es un ridículo con mayúsculas. Con mucho menos otros no se rindieron y pelearon la guerra hasta la última batalla.

chema dijo...

Samurai, ahora también tiene la culpa Vettel de que falle un conector de las bujías, brillante sin duda...