miércoles, 3 de enero de 2018

Ricciardo, el mejor de 2017


No hace falta coincidir siempre con la mayoría ni tener los mismos gustos que todo el mundo. Por no resultar necesario, tampoco aporta nada que las estadísticas y los números nos den o quiten la razón. Voy más lejos: la Fórmula 1 ofrece tan variados puntos de aproximación, que considero que merece la pena, y hasta es saludable, intentar pensar por nosotros mismos sin depender del caballo que nos suministran los medios de comunicación para que nos metamos en vena.

Las sensaciones también son un buen estribo donde apoyarse para construir nuestra propia realidad, y después de haber vertido mi opinión sobre Checo Pérez y contrastarla con otros aficionados, entiendo que se hace aún más necesario dar una patadita a la corriente ganadora y apostar por nuestro propio criterio, sea cual sea nuestro elegido.

Daniel Ricciardo no ha resultado campeón del mundo, ni subcampeón, ni siquiera tercero o cuarto. Aussi junior ha acabado quinto en la tabla de pilotos y, además, por delante de su compañero de equipo Max Verstappen, quien no ha tenido una temporada tan limpia como el australiano tal vez porque todavía no sabe ser tan hormiguita como el de Perth. El caso es que se si el conductor holandés fuese más maduro, que es a lo que vamos, la quinta plaza habría sido para él porque en Red Bull tienen meridianamente claro qué lugar ocupan en el equipo Max y Daniel.

Comparando al hombre de la eterna sonrisa con los top top de la parrilla, salvando las inevitables distancias, el titular del número 3 se ha mostrado a lo largo de 2017 mucho más sólido y equilibrado que Lewis Hamilton, por ejemplo, quien sufrió un inicio de campaña en el que le costó lo suyo enchufarse al campeonato y sólo comenzó a hacerlo cuando se sintió seguro de su coche y de su equipo. En la comparación con Sebastian Vettel también gana Ricciardo, sin duda mucho menos dado a cometer errores graves que el alemán...

Al respecto del clan de los finlandeses, Valteri Bottas y Kimi Raikkonen, es evidente que aussie junior ha jugado un mejor papel de segundo piloto ambos. 

Su coche (RB13) ha sido manifiestamente inferior al W08 de Brackley y al SF70-H de Maranello, no obstante, en cuanto al de Nastola, la consistencia y serenidad del de Perth lo ha hecho más atractivo en pista, donde ha encontrado sus propias oportunidades sin necesidad de la intervención del muro de Milton Keynes. Con Kimi, y contando con la pobre explotación que hizo Arribavene del titular del dorsal número 7 a comienzos de año, al final Daniel casi se lo come pues la ventaja del de Espoo sobre el protagonista de esta entrada ha sido de las que se llama por el canto de un duro: 5 miserables puntos.

Sin estridencias en clasificación, su punto fuerte han sido las carreras, de forma que de sus 14 ocasiones puntuables 9 han sido podios, una de ellas en lo más alto: Gran Premio de Azerbaiyán.

Sí, me quedo con Daniel Ricciardo. Entre los seis mejores, liderando su propia escudería con un lobo hambriento como compañero y casi a punto de robar la cartera al segundo piloto de Ferrari... Normal que haya dejado tan grato sabor de boca, que hayamos echado en falta verle sobre un monoplaza mejor, o que en la actualidad, su nombre suene fuerte para aventuras más sólidas a partir de 2019.

Os leo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La carrera de Baku de Ricciardo fue buenísima. No cuenta con el apoyo claro del equipo, quien evidentemente pretende establecer la estructura de su equipo en torno a Max Verstappen. No es un tipo polémico, mas bien es bromista, lo cual siempre crea buen ambiente. Es muy rápido y es constante, un martillo. Mi piloto favorito es Fernando Alonso y creo sinceramente que comparten características: fuertes mentalmente, pilotos sin una cualidad que sobresalga pero porque todas sus características son fuertes. Piloto muy completo. Me muero de ganas de ver a Redbull batallar con Mclaren el año que viene.

enrique dijo...

Ahora mismo creo que es el mejor piloto de la parrilla junto con Alonso. Son los que reúnen menos puntos débiles de esta F1. Son los únicos que creo capaces de ganar sin tener el mejor coche. Ojalá se abra el abanico de coches ganadores el alo que viene.

keskusracing dijo...

Alonso siempre que le preguntan que pilotos cogería para su equipo menciona a Ricciardo, además diría que le aprecia por cómo le mojó la oreja a Vettel en 2014 ;)

chema dijo...

Rápido y consistente pero yo diría que Max le ha superado en demasiadas ocasiones en la temporada como para considerar a Ricciardo el mejor piloto de 2017.

Jota dijo...

Los equipos eligen las estrategias en función de los pilotos número 1 y 2, con Max arriesgaron y con Ricciardo conservaron, como el motor Renault fue lo que fue, quedó por delante el mejor piloto y el más inteligente, no el más agresivo e imagen de las latas.

#felizTarde

pocascanas dijo...

Yo también disfruté con él en 2017.
Va a ser interesantísimo medirlo este año contra un Verstapen más asentado. Si Ricci mejora en qualy (él mismo admite que es su punto débil) RB puede sorprender a Ferrari y quién sabe hasta dónde llegan.