viernes, 18 de abril de 2014

Un abril encantado


Testone mirando al Chueco y el de Balcarce, como pasando de todo en el interior de su Maserati. Eran tiempos de espada láser donde los héroes sucumbían en la frialdad del duro contacto físico, sin intermediación de las insípidas pistolas blaster, tan en boga en la actualidad.

Los volantes eran por aquel entonces aros gigantescos que había que manejar (¡qué bella palabra!), percibiendo sin ayudas y en cada grado de giro, cómo se movían las ruedas delanteras sobre un asfalto lleno de baches y anomalías, para que el auto besara la curva como el amante acaricia con los labios la piel de su princesa, con suavidad de jedi.

Sacatunn que pen que summum que tun


Esta es una de esas tardes en las que la razón recomendaría dejarse llevar por las circunstancias. Ya sabéis, Viernes santo, puente, fiestuqui, intermedio que viene ni pintado para acercarse al frigorífico o ir al excusado, nadie en los retrovisores y nadie al frente y los que quedan en pie, hablando de la final de Copa...

Nadie es nadie salvo que las estadísticas del blog, agradecidísimas ellas, siempre, te anuncien que en Internet ha habido en las últimas 24 horas, al menos 567 almas caritativas que o bien están esperando a ver qué dices o indagan acaso, en lo que dijiste hace treinta y tres carreras como poco.

martes, 15 de abril de 2014

El peón rojo


Echo de menos aquellas magníficas entradas que dedicaba Charly Barazal al ajedrez en Mis pasiones. Ese arte ya milenario siempre se me ha dado mal, como he confesado innumerables veces, pero albergo la esperanza de hacer con él en cuanto disponga de algo de tiempo para invertir en tamaña empresa.

Es tarde. El día ha ido bien pero podría haber ido mejor, ya me entendéis. La noche sobre Gorliz permanece tibia y las pocas nubes que caminan de puntillas sobre la noche aventuran recodos impensables incluso para Bagheera, el gato negro al que pertenezco y duerme a mis pies velando mi sueño. Las piezas descansan y han abandonado sus escudos y lanzas...

lunes, 14 de abril de 2014

El bosque melancólico


Decía el otro día que Kimi había adelgazado y hace unas jornadas hacía seis años desde que mi padre cerró definitivamente sus ojos. Nürbu ya estaba lanzado y sentí demasiado pudor para narrarlo como habría de hacer tantas otras veces con los muchos amigos que he ido dejando detrás...

Llevo unas semanas complicadillas. Mucho trabajo, poco sueño y mi alcalde y mi presidente que decidían fundirse en un abrazo de fechas con mi progenitor, y aunque me empeñe en negarlo, una y otra vez busco el reposo que mi cabeza demanda en un pasado imperfecto que aunque agridulce, huele a leña de hogar como ningún otro lugar.

sábado, 12 de abril de 2014

Dr. Hackenbush


Ya es seguro, este año va a suponer una constante revisita del pasado ya que por salirme al encuentro, me salen hasta mis fantasmas más añejos.

Es ley de vida. Uno, quién sabe quién (sinceramente prefiero no saberlo), trata de hacerse pasar por alguien importante y encuentra campo abonado donde los demás andan algo peces, y se topa con un verso libre como yo, que no se toma en serio, y la tenemos liada. Y es que vivir la Fómula 1 o cualquier otra cosa las 24 horas al día, tiene más peligro que un revólver cargado en manos de un chimpancé. Es un riesgo, en serio, del que conviene cuidarse.

viernes, 11 de abril de 2014

El peso es oro



En realidad, en Fórmula 1 todo es oro, no solo aquello que reluce... En fin, que aquí tenemos a Kimi hecho un pincel finlandés, con algunos kilos menos que cuando se quejaba de que no cobraba en Lotus y es que este año, de nuevo, como en 2009 y 2011 (en 2010 el KERS fue eliminado por prescripción facultativa), ser más liviano equivale a mejorar el rendimiento del monoplaza.

He pasado una tarde magnífica en compañía de dos buenos amigos, uno de ellos, concretamente, mucho más que eso, mucho, mucho más. Pasan los años pero no se quiebra ese mundo común de sensaciones que nos enmarcan y abrazan en el mundo, ni se olvida ese lenguaje que se aprende a base de dar patadas a un balón con las porterías del campo provisional que se oculta a la vista de los rivales por el quiosco del parque, haciendo tuyos los sueños del otro y dejando que los tuyos le pertenezcan.

[Seguir leyendo]

jueves, 10 de abril de 2014

Lazy bones


La cosa se está poniendo chunga. El síntoma es claro: tenemos un vehículo que ha hecho 3 poles, 3 vueltas rápidas y 3 victorias, obteniendo además, 1 Grand Chelem y 2 dobletes en las 3 carreras celebradas, y todavía hay quien se pregunta si estamos ante un nuevo fenómeno como lo fueron el RB7 o el RB9, en vez de pedir que a quienes han parido este reglamento que acabamos de estrenar y ya promete cambios para el año que viene, los pasemos por la quilla o los colguemos de los pulgares de la verga del mayor.

Por fortuna, todavía no he cazado nada al respecto de que el W05 se parezca al MP4/4 de McLaren (lo ganó casi todo en 1988), pero al tiempo, que como la de Brackley siga en racha no nos quedará más remedio que derribar otro mito.

[Seguir leyendo]