viernes, 28 de noviembre de 2014

Buen momento para Honda


Superada la euforia inicial, olvidadas las buenas vibraciones del filming day protagonizado por el MP4/29H, evento en que McLaren montaba por primera vez la unidad de potencia Honda para 2015 sobre un chasis de este año especialmente preparado para albergarla, las recientes pruebas de Abu Dhabi han comenzado a arrojar... sombras.

Tampoco es que sea nada nuevo. El hype se comporta siempre como los globos de gas, aunque para ser honestos, cada vez tienden a volar menos o estallar antes, como prefiráis, porque de tantos como hay cada día, se ve que la calidad del inflado empieza a dejar mucho que desear o así y tal.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Los «webs» de Vergne


Si algo me mereció la pena del pasado Gran Premio de Abu Dhabi, fue ver a Vergne poniéndole las cosas realmente díficiles a Daniel Ricciardo, sobre la pista, donde hay que hacerlo, se entiende.

No sé si os ocurrió parecido, pero comprobar que el tipo que ha ganado 22 de los 30 puntos que han situado a Toro Rosso por encima de Lotus en la tabla de constructores, no había perdido el olfato ni las ganas de luchar sobre el asfalto, desterró de mi cabeza esa idea boba que da por sentado que los chicos de Faenza están para tender alfombras rojas a los de Red Bull, mayormente si van conducidos por Sebastian Vettel.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

El último gentleman


Otra noche más sin hablar de la madre de Bambi...

En fin, se me amontonan las noticias y las intenciones, pero ha caído Jenson Button y me apetecía abrir brecha para hablar siquiera un ratito de un piloto al que sin duda echaremos de menos, tal vez no tanto por su brillantez al volante como por ese puntito british driver de los de antes de James Hunt, que lo ha destacado siempre entre todos sus compañeros de parrilla.

Marussia #findefiesta


La historia de Marussia durante 2014 es también la de Bianchi. Gracias al francés, la rusa obtenía los 2 puntos que la sitúan tercera por la cola en la tabla de constructores y por lo visto, gracias a él, la escudería de Dinnington ha gozado de cierta permisividad económica por parte de Ferrari, su proveedor de unidades de potencia, circunstancia que la ha permitido plantar cara a Caterham y Sauber en el campeonato de marcas al menos, hasta que se ha mantenido con vida. Tras los dramáticos sucesos de Suzuka, con Jules convaleciente de sus graves heridas y por tanto alejado de los circuitos, Marussia entraba en caída libre asfixiada por los compromisos y las deudas.

Lejos de la metafórica aunque simplona forma de ver las cosas que he escenificado en el primer párrafo, la historia de Marussia esta temporada, ha sido también la de los equipos pequeños que sufren los rigores de un reglamento hecho para las escuderías fuertes con el beneplácito de una FIA, que ha olvidado aquellas promesas que se hicieron en 2009, cuando se abrieron las puertas de la Fórmula 1 a una serie de propuestas baratas que a la postre, no han aguantado lo caro que se ha puesto todo.

El orgullo de Lauda


Lleva razón Niki (Lauda) cuando afirma orgulloso que Mercedes AMG dispone de vehículo para el año que viene. Lo comentaba aquí mismo hace un par de días: «Lewis triunfaba en Abu Dhabi sobre una máquina que seamos sinceros, sin modificación alguna, sin cambiar una coma, que se dice, podría ser una perfecta candidata a disputar los títulos de 2015.»

Y resulta curioso que la mayoría de ojos apunten exclusivamente a las bondades de la unidad de potencia Mercedes-Benz, cuando sin duda, el W05 es también una pequeña obra maestra en cuanto a diseño, quizás no tan rotunda como las elaboraciones de Adrian Newey de estas temporadas pasadas, pero sí lo suficiente como para haber borrado a sus rivales del mapa con aparente facilidad.

martes, 25 de noviembre de 2014

Sauber #findefiesta


El pecado de osadía se ha pagado muy caro este año y quizás Sauber sea el mejor exponente, de que en tiempos de cambio no conviene creer a los proveedores, al menos a pie juntillas.

El C33 de la suiza es uno de los vehículos que más gratamente me sorprendieron en pretemporada. Éric Gandelin había logrado definir una bonita plataforma que parecía haber exprimido las numerosas bondades del C32 de finales de la temporada pasada, pero que salvando las inevitables distancias, se acabaría convirtiendo en el McLaren del fondo de la parrilla y sin duda, en el protagonista de una zona final que no estaba preparada para acoger a la de Hinwil.

Caterham #findefiesta


Confieso que me ha dado mucha tristeza todo lo que ha sucedido alrededor de la escudería de Leafield. 

Tampoco es que me haya sorprendido. La de Tony Fernandes comenzaba la sesión con graves problemas estructurales: penuria económica, Kamui pagando su asiento vía crowdfunding, Marcus haciendo lo propio vía talonario, el CT05 tocadísimo del ala por su pobre diseño, y como he repetido hasta la saciedad desde casi los entrenamientos de Jerez en pretemporada, con todos los huevos puestos en la cesta de unas prestaciones de la unidad de potencia Renault lo que a la postre, ha definido el infernal campo de batalla en que se ha desenvuelto el equipo malasio.