miércoles, 30 de julio de 2014

¡Bailad. Bailad, madiltos!


Me resisto a asimilar que esta temporada que suponía la panacea para todos nosotros, y los otros, incluso para los integrantes del paddock y la parrilla, huela a entierro prematuro en agosto a falta de ver quién hace de finado y quién baila sobre el ataúd.

No puede ser que hayamos claudicado tan fácilmente que nadie busca gatos encerrados, ni hace preguntas, ni sopesa lo terriblemente extraño que resulta todo... Lewis y Nico, fin de la cita.

lunes, 28 de julio de 2014

Sebastianqueleveo...


A los más ancianos del lugar les sonará un anuncio de hace bastante años en el cual, un maestro de escuela disertaba sobre minerales y en esto que mientras decía las rocas metamórficas... soltaba un monótono y superesdrújulo Gutiérrezqueleveo, así de golpe seco y porrazo con toalla mojada para que no dejara domicilio ni seña de identidad a los que reclamar.

Todos hemos sido aquel Gutiérrez del spot publicitario alguna vez en nuestra vida. Quizás algunos lo sigamos siendo, pero ayer, mientras veía a Sebastian Vettel claudicar de nuevo frente a sus responsabilidades como tetracampeón del mundo y ese avatar del diablo que se llama Daniel, se apellida Ricciardo y le sigue dando sopas con honda donde más duele, me vino inmediatamente a la cabeza el Sebastianqueleveo que da título a esta entrada.

domingo, 27 de julio de 2014

Siempre con Kimi


No vamos a echar las campanas al vuelo tan pronto pero hay que decir que esta tarde, a Kimi le han vuelto a salir en Hungaroring esas alas de querubín que llevaban tanto tiempo sin ser desplegadas para acariciar con sus plumas el aire.

Circuito ratonero, pista estrecha y Kimi en modo on sobre un F14-T que parecía hoy distinto porque distintas eran las manos que lo conducían. Sereno, confiado, el finladés entraba por fin en trance sobre el trazado magiar para descubrir a los que le daban por perdido, que con él nunca existen los finales felices o infaustos, que lo suyo es abundar en los puntos y seguidos para colmar nuestra paciencia y entrever así si le seguimos queriendo.

Postureo


El mundo está que no hay por dónde cogerlo. Si ahí fuera ya hace bastante frío aunque estemos a un paso de estrenar agosto, aquí dentro, en nuestro entornillo, la cosa da auténtico miedo pues es tanto el afán de protagonismo de algunos que por seguir pareciendo gurúes, lo único que hacen es demostrar una vez más que jamás de los jamases han entendio nada.

Es penoso, lo reconozco, pero pasado el escozor aquel por el cual los que nos quejábamos de la que nos estaba viniendo encima, éramos tildados de rancios o de nostálgicos por no querer ver la enorme mejoría que traían los nuevos tiempos, ha llegado el momento de las trincheras con tal de no apearse de la burra. Pero en blogs o en artículos u opiniones, con argumentos y asumiendo riesgos, vamos, ni una línea.

sábado, 26 de julio de 2014

No temáis por Lewis


Hace tiempo que barajo una teoría que explique mi mundo. Al respecto, lamento deciros que por muy convincente que os resulte mi teoría es mía y solo mía y que esto va a ser ya mismo irrenunciable, como son los dolores, los desencantos y las alegrías que me acompañan cada jornada. 

Podréis tomarla, obviamente, os dejo permiso por escrito, incluso hacerla por entero vuestra a pesar de que el ministro Wert piense liberalmente hablando, que Internet merece ser talado de cabo a rabo para que no haya incendios. Ya se sabe, sin árboles, sin leña que hacer arder, el futuro siempre resulta más cómodo de entender y por supuesto de prever en esas cuartillas donde la gente seria dibuja en términos marcroeconómicos, cómo será de fructífera o de improductiva una milésima fracción de ese tiempo que invertirmos todos los días en intentar comprender nuestro minúsculo mundo.

jueves, 24 de julio de 2014

En serio, ¿tan malo es?


Al paso que va la burra, el F14-T lleva camino de convertirse en el peor coche de la historia del automovilismo deportivo y me choca, y mucho, que sean precisamente los supuestamente entendidos, nuestro gurúes de andar por casa, los que estén echando tanto benzol a tan poco fuego simplemente por hacer gala una vez más de su ignorancia o de su prisa, que no sé qué es peor.

A ver cómo lo explico sin que se me ofenda nadie... de ciencias.

martes, 22 de julio de 2014

Luna rossa


No has conseguido pararlos, necio. Quisiste evitar el ruido que tú mismo habías provocado cuando hace un año saliste al paso del único individuo sobre la Tierra que te ha dicho lo que piensa de tus autos, y hoy es el día en que sabiendo que no tienes agallas para neutralizarlo con tus propias manos, te salen aprendices de hechicero de entre los zapatos cardenalicios para hacerte el trabajo sucio.

Esta guerra la tienes perdida, entre otras cosas porque no te llamas Enzo.