lunes, 23 de octubre de 2017

Toma, dos tazas


Si Liberty quiere avanzar en la mejora del espectáculo Fórmula 1 tiene que acabar inmediatamente con el nido de despropósitos que hay montado en el seno de Dirección de Carrera.

Es obvio que Max Verstappen adelantó a Kimi Raikkonen aprovechando el exterior de la pista y que esta circunstancia, en concreto, está expresamente prohibida por reglamento, pero a nadie se le escapa que durante el fin de semana se ha hecho la vista gorda con el asunto de marras y que durante la propia carrera, más de uno, y de dos y de tres, se aprovechó de la supuesta manga ancha. Vamos, que como diría Ernesto: si Maylander aparece con el Coche de Seguridad, también le vemos por fuera...

La primera campana


Podemos estar de acuerdo o no, pensar que dos cambios de reglamento mediante (2014 y 2017), la Fórmula 1 sigue metida en el mismo atolladero que el deporte trató de dejar atrás hace ya cuatro años, cuando el apabullante dominio de Red Bull ponía en riesgo el espectáculo, lo que no se puede negar es que Mercedes AMG es, de nuevo, la escudería más sólida de la parrilla y por cuarto año consecutivo.

Existen muchas razones para explicar este curioso fenómeno y las iremos desgranando en los próximos días, aunque de momento podemos decir que ya nos es posible dormir tranquilos: Brackley es la titular del Mundial de Constructores.

domingo, 22 de octubre de 2017

Cariño, cuéntame algo que no sepa [23-02-2017]


Los coches de este año ya se habían presentado casi al completo y cabía reflexionar un poco sobre lo que significa arriesgar en la actual Fórmula 1, toda vez que la palabra riesgo estaba en boca de todos y perdido el contexto, olvidando que el reglamento impide la creatividad desde las entrañas de sus letras grandes y pequeñas, cualquier aventura pequeña sonaba entonces a La Odisea de Homero. Escribía en MomentoGP; febrero aún no había terminado.


Proporcionalmente hablando, en Fórmula 1 hay más monoplazas arriesgados en el cubo de las ideas fracasadas que en el de las triunfadoras.

sábado, 21 de octubre de 2017

55 en amarillo


Desconociendo en qué menesteres andaba entretenido Nico Hulkenberg, el estreno de Carlos Sáinz en Renault ha sido firmado con éxito... sacar conclusiones a partir de aquí, ya, si eso, me parece un poco negligente y desde luego, bastante precipitado.

No contenta con ver al madrileño lejos de Toro Rosso, la peña ha sucumbido a las prisas y ya quiere ver cómo vapulea a su nuevo compañero, pero honestamente lo digo: el juego no consiste en eso, al menos a estas alturas de la película.

viernes, 20 de octubre de 2017

¿Qué será, será? [07-03-2016]


La cosa avisaba que venía mal. Cambiar de la noche a la mañana el sistema de clasificación no podía traer nada bueno, menos, si cabe, si la elección de neumáticos se había hecho con dos meses de antelación y atendiendo al sistema de clasificación ya desterrado. Los pilotos abrieron fuego y, a la postre, serían el ariete que acabaría tumbando el experimento por mejorar el espectáculo de los sábados. Marzo de 2016 en PlanetaDeporte.


Algo tiene este agua cuando no la bendicen, que diría aquél… El formato de calificación de la Fórmula 1 casi impuesto por las alturas del deporte goza del parabién de la FIA y los equipos. Incluso Bernie Ecclestone, aunque no le satisface por completo, lo alaba porque cualquier cosa que mejore el espectáculo es siempre bienvenida. Pero los que están que trinan son los pilotos.

jueves, 19 de octubre de 2017

La casa por la ventana


No tiene suerte Haas con la carrera «en casa». El Gran Premio de los USA queda tan lejos del inicio de temporada que apenas da a la de Kannapolis para navegar en séptima posición de la general de constructores con Renault pegada literalmente al culo. 

Aficionados y patrocinadores de la norteamericana (poquitos), tienen en Austin una nueva oportunidad para seguir creyendo en las palabras de Guenther Steiner cuando afina ante la prensa que se han traído al COTA suficientes evoluciones como para tirar de los pelos a Toro Rosso.

martes, 17 de octubre de 2017

Balada por el buen Ricciardo


En toda lógica, Red Bull desaparecerá de su papel protagonista de las últimas carreras si Mercedes AMG y Ferrari se dedican a dirimir sus diferencias en pista en vez de a potenciar el espectáculo a base de escalofriantes sorpresas de Halloween.

Bueno, sí, este fenómeno afecta de momento más a Maranello que a Brackley, pero que levante la mano quien no haya tenido sueños húmedos imaginando que Lewis rompe en Austin y monta este año la que lió en Malasia la temporada pasada, cuando versionó en inglés a Jorge Berrocal en aquello de ¿Quién me pone la pierna encima?, ¡¿quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza...?!