jueves, 29 de junio de 2017

Van a por ti, Charlie


Lo que son las cosas, Jean Todt nos ha salido envidioso, revanchista, alonsero, alonsista y alonsado, y se ha puesto a revolver en la basura con la intención de poner algo de sensatez en el enésimo pastelón que ha dejado Whiting. 

La FIA, de oficio, ha abierto diligencias ante la gravedad de lo sucedido en Bakú —no lo digo yo, lo afirma le petit Napoleon, nuestra máxima autoridad federativa—, ha convocado al Consejo Mundial para el próximo lunes días 3 y promete tener resuelto el asunto antes del Gran Premio de Austria...

miércoles, 28 de junio de 2017

Informe de daños [Azerbaiyán]


No vamos a ser ansiosos y vamos a dejar para más adelante el estreno del título Informe de avances, ya que el Gran Premio de Azerbaiyán estuvo razonablemente bien pero todavía quedan muchas cosas por atar, fundamentalmente en el área de la fiabilidad.

El viernes pasado se estrenaba el boceto de evolución que Honda presentará en Austria, y lo cierto es que aunque los resultados invitaban a aplaudir con las orejas, la jornada no estuvo exenta de sinsabores, ni de roturas, esta vez de la caja de cambios. Fernando, con los pies en la tierra más que nosotros, fue claro al respecto: mañana la clasificación no importa, hay que guardar neumáticos para la carrera...

martes, 27 de junio de 2017

¡Cagón!


Lo que podía haber sido una bonita pelea de gallos se quedó en un jolines que pretendía ser un joder en toda regla y dicho bien alto. Y una cosa lleva a la otra, y de tanto usar la palabra agresivo se nos ha acabado desgastando...

Sebastian no se mostró violento en Bakú, sino impotente, de ahí que no haya entendio ni a la de tres que lo que hizo fue sumamente grave. El alemán se portó como un niñato malcriado y ni siquiera supo reaccionar. Lo propuse ayer en SafetyCast: soy yo quien me encuentro con Lewis en actitud tan incívica y me quedo sin alerón delantero pero machaco el difusor de su coche hasta que sea pulpa de kevlar. En una palabra: me gano la bandera negra pero me quedo a gusto y además canto victoria y hago el paseillo.

lunes, 26 de junio de 2017

El milagro de san Lewis


Digo yo que para qué discutiremos tanto si, al final, sólo queda nos rezar para que este campeonato lo gane Lewis de calle o Sebastian por una diferencia superior a dos puntos, pues en caso contrario, vamos a tener carrera azerí hasta hartarnos. Por cierto, he descubierto hoy el término azerí, y me ha encantado, pena que tenga que aparecer siempre cualquier Charlie Whiting para chafar incluso las historias de amor más hermosas. Te quiero, ¿te lo he dicho?

Hace quien dice nada reprochábamos a Nico Rosberg que no tenía huevos para acercarse a Hamilton bajo el diluvio de Interlagos y hoy recriminamos a Sebastian por acercarse demasiado al británico en Bakú. Dónde cojones estará el término medio, que nunca damos con él...

Un gran tipo Ricciardo


Comprendo que no os apetezca un pimiento, pero toca salir un rato de la cochiquera que se ha montado a cuenta de dos tontos muy tontos y un Director de Carrera que no tiene lo que hay que tener para imponer un poco de cordura en la Fórmula 1, para hablar, aunque sea brevemente, de un chico veloz, listo y limpio sobre la pista, que obtuvo ayer la victoria en Bakú.

No sé qué sucede con Daniel Ricciardo —a lo peor es una maldición aborigen y ancestral de su Australia querida—, pero siempre que las circunstancias apuntan a que toca hablar de él, surge a su alrededor algún ruido monumental que silencia los merecidos aplausos que se le deben y le debemos siempre.

domingo, 25 de junio de 2017

¡Toma psicodrama!


Hoy podemos dormir tranquilos, dentro de unas horas, o mañana, seremos informados de que el navajazo de Sebastian a Lewis será sancionado con la rotundidad que merece a quien ose hacer algo parecido a partir del Gran Premio de Gran Bretaña, y si hay suerte, cosa que dudo, que la FIA se pondrá puntillosa a partir de ya con eso de que no se puede aminorar la marcha de forma que se ponga en riesgo a los rivales. Pero ya os digo: hoy no toca.

Dicho lo cual, yo daba dos hostias a cada uno de los tres chorras que han protagonizado el hecho reseñable de la jornada y los mandaba a un balneario para que nos dejasen tranquilos hasta septiembre. Sí, a Whiting también, que se lo ha currado al menos tanto como Hamilton y Vettel.

Ya todo está en su sitio


Decía Concha que quien nace barrigón de más está que lo fajen, y estaría de acuerdo si no fuese porque desde que he aceptado que cumplo condena en Reading empiezo a gastarme unas maneras de héroe crepuscular que no veas.

Anoche mismo, en pleno intento por conversar en Twitter sobre la doble configuración del fondo plano en los coches de este año, sucede que llega un gilipollas y me llama «cuñao alonsero» y voy yo y ni siquiera le rompo las piernas...