martes, 1 de agosto de 2017

¿Quién quiere ser de Sauber?


Lo peor que puede pasarle a un espectáculo es que intervenga en él un personaje o equipo que no concite el apoyo de un sector de la afición, por minúsculo que sea, y por mucho que los frikies, incluso los redactores frikies, se pongan finolis haciendo ecuaciones filosofales con la de Hinwil, reconozcámoslo de una puñetera vez: Sauber no pone cachondo a nadie.

Ingenuo de mí aspiraba a que con la salida de Monisha muriese un poquito (más) aquella escudería de Peter el suizo y ha sido que no. 

Frédéric Vasseur tampoco es que sea la alegría de la huerta, pero bueno, entre que venía de Renault y parece campechanote, y que en lo tocante a francés se puede decir que es mediterráneo, el de Draveil no deja de tener su puntito aunque le haya tocado bailar con la más fea.

Vamos que juntas una multinacional sueca con sede en Suiza (Tetra Laval), que apuesta en la Fórmula 1 por Sauber a través de su fondo de inversión Longbow Finance, con domicilio social en Suiza, y hay que ser cabezón, que lo soy, para no ver que lejos de abandonar el aburrimiento la cosa por cojones iba a ir a peor. Total, que existe disenso entre los que ponen la pasta y Kaltenborn a cuenta del diseño deportivo de la escudería, y como resultado tenemos que el año que viene va a ser como éste y el pasado y el anterior, aunque con Vasseur como jefe, y eso si aguanta el trallazo.

Se habla mucho de Jolyon pero ¡leche con Marcus...!

Bueno, en realidad nadie tiene huevillos ahí fuera para hablar de Sauber en profundidad, no sé de qué me extraño.

Escarbar en Sauber penaliza puntos de carisma en redes sociales, quita seguidores, vamos, y de suyo, nos quedamos en que Pascal era del pelo de Max y ahí lo han dejado los frikies al pobre, amustiándose porque Esteban parece que ha sido mirado con el ojo bueno de Mercedes-Benz Junior Drivers. Y ahora, con eso de que Vasseur oficialmente ha decidido pasar del culo de Honda (juraría que ha sido la japonesa la que ha preferido quitarse de encima el marrón de Sauber) y apostar en horas por continuar con Ferrari como suministrador de unidades de potencia en 2018 a cambio de no sé qué contraprestaciones, es de esperar que a Wehrlein le vayan dando.

El friki vive de efímeras pero a mí me repatea que pasemos de la burra al seiscientos sin transición, sin una puta bicicleta o mobylette que llevarse a la boca. Apostar por Ferrari para la temporada que viene supone para Sauber darse el enésimo tiro en el pie en su historia reciente. Renault y Honda son actualmente el futuro hasta 2021. Ingenuamente, repito como he hecho antes, aspiraba a que Frédéric tomase el mando de Sauber con la intención de que no hagan falta toneladas de Viagra para hacerse fan de la suiza, pero de nuevo han podido más el dinero y las expectativas cortoplacistas.

¿Quién quiere ser de Sauber? ¿Hay alguien ahí...? Por favor, ¡quien tenga lo que hay que tener que levante la mano, aunque sea friki...!

Os leo.

4 comentarios:

anonimo dijo...

¿Y del rumor que anda circulando (Sauber se alinea detrás de Ferrari "a la" Toro Rosso detrás de RB)?

Elin Fernandez dijo...

Bueno, una bloqueada que dió Norberto Fontana a Villeneuve por allá en los 90 era digno ejemplo de lo que dices.
Sauber a la sombra de Ferrari ha estado por mucho tiempo.

leonardo enriz dijo...

SOY UN SEGUIDOR DE F1 DESDE HACE MUCHOS AÑOS - OPINO QUE PARA QUE "EXISTA ESTA MAXIMA COMPETENCIA DEBEN LUCHAR POR EL "PODIO" AL MENOS 10 ESCUDERIAS Y
"SAUBER" SE MERECE ESTAR EN LA GRILLA DE PARTIDA TANTO COMO OTRAS - DE NO SER ASI MERCEDES - FERRARI - RED BULL NO TENDRIAN RAZON PARA COMPETIR
POR ESO SIGAN BUSCANDO QUE EL AFICIONADO SE SORPRENDA CONSIGUIENDO UNA VUELTA
"RAPIDA" - DESDE MAR DEL PLATA - ARGENTINA (contraten a PECHITO LOPEZ y reviviran lo de FROYLAN GONZALEZ) LE DIGO: !!ADELANTE SAUBER !!!
LEONARDO ENRIZ

enrique dijo...

No entiendo a Sauber. Tenían la posibilidad de hacer algo distinto y han tirado a lo fácil, a lo que conocen. Virgencita virgencita que me quede como estoy, de toda la vida. Me cuesta comprender tanta falta de ambición.